Chile, por qué el país es punto global para startups tecnológicas‍

Chile, por qué el país es punto global para startups tecnológicas‍. El país se ha convertido en un centro global para desarrollar startups tecnológicas, un logro de las políticas públicas de Chile.

Chile startups tecnológicas‍

El nuevo gobierno de Chile prosigue la visión de futuro respecto al apoyar de empresas y startups tecnológicas. También hay cada vez más oportunidades para los emprendedores que tienen una idea y necesitan capital para ponerla en marcha. El país también tiene una red creciente de aceleradores, firmas de capital de riesgo, redes de ángeles, incubadoras y espacios de trabajo conjunto que brindan abundantes recursos de inicio.

Varios expertos aseguran que Chile podría ser uno de los próximos Silicon Valley de América Latina. Su estatus como centro tecnológico es bien merecido, con un número creciente de emprendedores y un flujo constante de financiación. El país tiene muchas universidades excelentes que ofrecen a los estudiantes una variedad de programas de grado para prepararlos al mercado laboral.

El gobierno de Chile cuenta con una estrategia tecnológica que brinda apoyo a los emprendedores. Planea crear un entorno que apoye y fomente las nuevas empresas. El objetivo es aumentar la cantidad de empleos tecnológicos bien remunerados disponibles en el país. La política del gobierno apoya la inclusión digital y los datos abiertos, lo que es un gran paso adelante en la lucha para cerrar la brecha digital.

Sectores

Dado que Chile tiene un ecosistema tecnológico sólido, hay muchos sectores en los que puede invertir; los más prometedores actualmente incluyen inteligencia artificial y aprendizaje automático, robótica, ciberseguridad y tecnología financiera (en particular, préstamos).

Se espera que la robótica tenga un impacto significativo en muchas industrias, como la atención médica, la agricultura, la minería y los servicios ambientales. Fintech también está en alza. El sector bancario de Chile está experimentando cambios significativos y probablemente será uno de los primeros afectados por las innovaciones relacionadas con soluciones integradas y nuevas ofertas financieras.

Programas oficiales

Start-Up Chile es un programa administrado por el gobierno que ayuda a las empresas emergentes de alto potencial a convertirse en negocios rentables. Ofrece varios servicios, que incluyen financiación inicial, espacio de oficina gratuito, tutoría y acceso a inversores.

Cada seis meses, el gobierno organiza un evento para que los empresarios se conecten y descubran oportunidades de financiamiento. Start-Up Chile puede ser un excelente recurso para las empresas que desean expandir sus negocios y servir mejor a sus clientes. También proporciona una buena plataforma para que se reúnan posibles inversores y socios.

Empresas

Las empresas de capital de riesgo son una opción de financiación popular para los empresarios. Chile tiene varios VC que ofrecen subvenciones para etapas iniciales. Debido a la economía estable, hay un suministro constante de fondos. La mayoría se dirige a oportunidades de inversión en etapas iniciales, donde una empresa tiene una idea pero no un producto o ingresos.

Las firmas de capital de riesgo en Chile también ofrecen redes de ángeles, grupos de inversionistas con un interés común que apoyan a las empresas emergentes. Las redes de ángeles son una excelente opción para los emprendedores que quieren conectarse con inversionistas que comparten su visión.

Conclusión

Las nuevas empresas se han convertido en una parte integral de la economía global, y muchas de las empresas de más rápido crecimiento se basan en la tecnología. No es diferente en Chile. El éxito de estos recién llegados a la tecnología se debe en gran medida a sus feroces campañas de marketing y al uso de big data para comprender a sus rivales comerciales.

Con el aumento de la competencia en el mercado, es esencial que las nuevas empresas desarrollen estrategias de marketing efectivas que les ayuden a ganar clientes y mantener sus posiciones en el mercado. Naturalmente, los apoderados chilenos son parte de esa ecuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *