Chile, Sara Rosenblatt con final feliz en historia horrible de Pinochet

Chile, Sara Rosenblatt con final feliz en historia horrible de Pinochet. Robada de su familia biológica al nacer en Chile, Sara Rosenblatt se encuentra con su hermana y su verdadera historia por primera vez.

Gentileza People

Chile Sara Rosenblatt historia

Sara Rosenblatt se reencontró con su hermana gracias a una organización sin fines de lucro creada por Tyler Graf, quien también fue robado después de su nacimiento en Chile en 1983.

Una organización fundada por un hombre al que le robaron a su madre minutos después de su nacimiento en Chile está ayudando a reunir a familias similares.

Una de esas personas es Sara Rosenblatt, una mujer de 43 años de Carolina del Norte que había sido adoptada por una familia judía cerca de Washington DC siete meses después de haber nacido en Chile

Si bien Rosenblatt sabía que tenía parientes en Chile, incluida una hermana, creció creyendo que había sido dada en adopción voluntariamente.

«Recuerdo que a una edad muy temprana ya tenía preguntas para mi familia, principalmente mi madre», dice. «Ella era la persona a la que siempre acudía».

«Al crecer, comprendí que iba a haber un entendimiento adicional en lo que respecta a mi identidad». Pronto se dio cuenta de que se veía diferente al resto de su familia adoptiva.

Pero las preguntas de Rosenblatt sobre su identidad finalmente fueron respondidas este año, cuando su hermana adoptiva le envió una historia sobre bebés chilenos que fueron separados de sus padres después del nacimiento.

Connecting Roots

Pronto, Rosenblatt, madre de dos hijos, se conectó con una organización chilena sin fines de lucro y un grupo fundado por el bombero de Texas Tyler Graf llamado Connecting Roots. Con su ayuda y los kits de ADN de MyHeritage que confirmaron una coincidencia, Rosenblatt encontró a su hermana y madre biológicas a principios de este año.

Y cuando Rosenblatt conoció a su hermana biológica Rosa en Chile en mayo, la conexión fue instantánea. «Mirándonos, dijimos: ‘¡Definitivamente es mi hermana!'», dice.

Graf, de 39 años, había descubierto que él también había sido robado al nacer después de que nació en Temuco, Chile, en 1983. A su madre biológica le dijeron que había muerto poco después de nacer. Décadas más tarde se reunieron con la ayuda de algunos de los amigos bomberos chilenos de Graf y dos organizaciones chilenas sin fines de lucro.

Bebés robados

Rosenblatt y Graf están entre los 8.000 a 20.000 bebés estimados tomados de madres en su mayoría pobres en Chile y colocados con familias en América del Norte, Europa y más allá, a través de una red de adopción ilegal, una política orquestada por el régimen del general Augusto Pinochet, en un intento por reducir la pobreza.

«Me preguntaba si mi madre biológica había pensado que estaba muerto todo este tiempo», recuerda Rosenblatt.

Mamá dice que su hija está ‘completa ahora’ después de conocer a la madre biológica chilena de quien se la robaron
Para Rosenblatt, la reunión resultó ser un cambio de vida.

«Cuando era adulta y madre me di cuenta de que cubrí muchas heridas que probablemente debería haber explorado más», dice. «He pasado por terapia. Voy a un terapeuta cuando soy adulta y tuve un terapeuta cuando era niña. Realmente he tratado de curarme a mí misma».

«Sin embargo, ha sido realmente validador pasar por este proceso», agrega. «Es un proceso por el que tengo que pasar, pero no estoy sola».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *