Chile, sigue bajo fuego por revuelta mapuche

Chile, sigue bajo fuego por revuelta mapuche. Presidente de Chile, Gabriel Boric, extendió el estado de emergencia en la Araucanía, cruzada por la violencia y el fuego en la lucha mapuche.

Chile fuego mapuche

En su primer discurso al pueblo de Chile en marzo, el presidente Boric abordó directamente el “problema” del sur de Chile. “El conflicto ntes se llamaba ‘la pacificación de la Araucanía’, ¡qué término más crudo e injusto! Después, algunos se refirieron a él como el conflicto mapuche”, dijo.

“No señoras y señores, no es el conflicto mapuche. Es el conflicto entre el Estado chileno y un pueblo que tiene derecho a existir, y ahí la solución no es ni será nunca la violencia”, explicó.

Sin embargo, como tuiteó la abogada mapuche, activista de derechos humanos y miembro de la Convención Constitucional Natividad Llanquilleo Pilquiman : “El presidente Boric, como [el expresidente Sebastián] Piñera, ha enviado a los militares contra los mapuche”.

Tras el anuncio, los grupos de derechos humanos confundidos por el cambio de sentido de Boric han exigido una explicación coherente. Varios medios mapuche se hicieron eco de la consternación de Llanquilleo, y el medio independiente Werkén calificó la medida de “fracaso” del gobierno.

El movimiento plantea preguntas clave. ¿Es esta una nueva era de la pacificación de Arauco? Y en última instancia, ¿Boric ha traicionado sus promesas electorales?

Resistencia

Durante la campaña de Boric, las manifestaciones estuvieron inundadas con la bandera mapuche, el nuevo símbolo de resistencia de Chile que se destacó durante el histórico levantamiento de 2019, y su plataforma prometía un nuevo enfoque a la disputa centenaria entre el estado chileno y los mapuche. Luego, en un movimiento positivo para los derechos indígenas, la Convención Constitucional aprobó el texto del proyecto de nueva constitución para declarar a Chile un Estado Plurinacional e Intercultural.

Pero desde la desafortunada visita de la ministra del Interior, Izkia Siches, a la Araucanía el 15 de marzo, las relaciones con los líderes comunitarios se han deteriorado. Durante esa visita se produjeron disparos que obligaron al contingente ministerial a retirarse. Representantes mapuche afirman que no fueron consultados sobre la visita y se alarmaron cuando el contingente ministerial llegó a Temucuicui con una comitiva militar completa, sin respetar el protocolo indígena.

“La ministra Siches no tenía ninguna intención de escuchar al pueblo mapuche, su objetivo era únicamente fortalecer su posición ministerial sin abordar los temas mapuche”, comentó el líder mapuche Víctor Queipul . “En ese caso, no estamos dispuestos a darle la bienvenida. Si el ministerio quiere diálogo, debe seguir los protocolos correctos”.

Levantamiento

Queipul continuó: “Yo también estoy llamando a un levantamiento para defendernos por cualquier medio que sea necesario. Estamos luchando por nuestros derechos. Este gobierno dijo que tiene una deuda histórica con nosotros, pero esto debería ser por una vía política, no militar”.

Los mapuche tienen razón en temer más presencia militar. Una semana después de la presidencia de Boric, Rubén Collio, un prolífico activista ambiental mapuche, murió en un sospechoso accidente automovilístico en una carretera remota. Era esposo de Macarena Valdés, una activista que lideró una campaña contra la represa hidroeléctrica de la empresa austriaca RP Global en el río Tranguil, en el sur de Chile.

Tras denunciar acoso por parte de los empleados en un vehículo de RP Global, Valdés fue encontrada muerta en la casa familiar por su hijo adolescente en 2017. Más recientemente, el 5 de mayo, una activista mapuche que participaba en una acción de recuperación de tierras en Casa Piedra, Tirúa, fue asesinado por una ráfaga de balas disparadas desde la ventana de un automóvil sin identificación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.