Chile, startup Spora Biotech suma como inversor a fundador The North Face

Chile, startup Spora Biotech suma como inversor a fundador The North Face. Hap Klopp, fundador de la marca The North Face, invirtió en la startup de Chile Spora Biotech que fabrica cuero vegano a base de hongos.

Chile Spora Biotech

El fundador de la marca The North Face invirtió en Chile, a través de la exitosa startup Spora Biotech. “Es una máquina”, grafica Hernán Rebolledo, director general y cofundador de la empresa chilena, quien cuenta cómo se creó esta asociación.

En febrero pasado recibió una llamada de FEN Ventures Capital -uno de los emprendimientos que invirtió en Spora Biotech- y le dijeron que Klopp se había interesado por Spora.

El contacto lo había hecho Ricardo Levy, uno de los Socios Directores de FEN. Klopp se había interesado en varias empresas que intentaban fabricar cuero a partir de hongos, pero no había podido encontrar ninguna que pudiera escalar el proceso de producción: quería saber cómo lo hacían.

“Recibí muy buenos consejos de un amigo que está muy metido en la industria y sabe cómo abordar estas reuniones”, dice Rebolledo. Le recomendó que le enviara la información con anticipación, para que él pudiera contar con ella y no perdieran tiempo en la reunión con ella y, además, orientarla para tratar de obtener información de él y no al revés, debido a su experiencia. “Me dijo, mira: ‘Párate en un entorno donde realmente le guste la compañía, pero al mismo tiempo puedas obtener la mayor cantidad de información en una hora, porque entonces es posible que nunca lo vuelvas a ver’”.

Sostenibilidad

El cofundador de Spora Biotech, José Miguel Figueroa, junto con Hernán Rebolledo, tuvo la reunión con Klopp vía telemática y comenzó a presentar, centrándose en la escalabilidad y sostenibilidad del producto. Luego, le mostraron un video que hicieron a partir de imágenes de archivo de sus expediciones y procesos de producción.

Al final de la reunión, la primera pregunta del multimillonario fue cómo pretendían convertirse en unicornio (empresas de tecnología que están valoradas en más de mil millones de dólares).

“El unicornio es algo que está en camino, pero no es nuestro objetivo. Nuestro objetivo es hacer una empresa que realmente impacte los próximos 100 años de la historia de la crisis climática”, respondió Rebolledo.

“Estaba emocionado”, recuerda ahora Klopp sobre su primer encuentro con los chilenos. “Encontré personas que se preocupaban tanto como yo por el medio ambiente, por construir un gran negocio y que creían que su negocio podía cambiar el mundo de manera positiva”, razonó.

Al enterarse de que habían obtenido sus cepas de hongos del Amazonas y que se iban de expedición a la Patagonia, Hap encontró una razón económica viable para conservar estos lugares, que dice que tienen una necesidad «desesperada» de preservación.

“Mi vida ha estado guiada por unas palabras de Thoreau ‘En el desierto está la preservación de la tierra’. The North Face se construyó sobre esa premisa y trato de involucrarme con otras compañías que comparten esa premisa”, agregó.

Hap Klopp cree que Spora podrá llegar al mercado de forma competitiva, es decir, con los precios más bajos de la competencia: “¡Absolutamente! Y arriesga: “Spora será un Unicornio global, uno de los principales unicornios ambientales”.

Luego de una negociación de dos semanas, firmaron un contrato y ambos fundadores de Spora viajaron a Berkeley, donde estuvieron 10 días desarrollando estrategias y en reuniones.

“Estando ahí te das cuenta de que en Chile estamos mucho más cerca de ellos de lo que pensamos desde el punto de vista de la ‘cultura startup’”, ponderó Rebolledo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.