Chile transita la semana que cambiará su historia

Chile transita la semana que cambiará su historia. A una semana de las elecciones que definirá hacia dónde se dirige el nuevo Chile, las elecciones generales harán historia.

Chile historia elecciones

Hace dos años Chile despertó de una larga parsimonia social y política. El país más estable de la región adoptó elementos del “infrarealismo” del gran Roberto Bolaño. Los “detectives salvajes”, los personajes creados por el escritor chileno más destacado de las últimas décadas, que deambulan por el DF mexicano, parecen haberse trasladado a Santiago para observar una serie de hechos “como para volarle la cabeza a la cultura oficial”.

Eso es lo que sucedió en la última semana cuando un diputado pronunció un discurso de 15 horas -superando el récord de Fidel Castro- en la Cámara de Diputados para dar tiempo a que un compañero de banca llegara a votar cuando se cumpliera el fin de su cuarentena por parte de Covid.

Lo hicieron para aprobar la destitución del presidente Sebastián Piñera en la Cámara Baja del Congreso. Otro diputado rompió directamente su aislamiento tras dar positivo por coronavirus y eludió una barrera sanitaria para llegar al edificio erigido por orden del dictador Augusto Pinochet.

Ahora todo queda en manos del Senado, a una semana de las elecciones generales donde dos candidatos que hace dos meses no aparecían en las urnas aparecen como favoritos.

Uno de extrema derecha, hijo de un ex oficial del ejército, y el otro del Frente Amplio de Izquierda en alianza con el Partido Comunista.

Todo mientras sigue reuniéndose una asamblea constituyente incierta y en medio de un alzamiento armado de los mapuches con el ejército desplegado en el sur del país.

Pinochet basta

“Estamos frente a un país absolutamente diferente al que teníamos antes del 18 de octubre de 2019, que es cuando comenzaron las protestas masivas contra lo que se llamó“ la herencia de Pinochet ”. El estallido social aceleró dramáticamente muchos procesos sociales, políticos y económicos que estaban dormidos”, explica Kenneth Bunker, académico y periodista en una charla con la revista The Clinic.

“El país ahora es mucho más liberal, más progresista de lo que solía ser. Pero no está del todo claro a dónde nos lleva. Una de las cosas que caracterizó a Chile fue un gran centro que se podía mover hacia la izquierda, por ejemplo, con Michelle Bachelet, o hacia la derecha con Sebastián Piñera. Bueno, eso se ha ido y la volatilidad política y social es extrema”.

En Chile hoy nada está cerrado hasta que cierra. La carrera presidencial lo prueba. Luego de meses donde los favoritos eran los candidatos más centristas, las últimas encuestas indican que de los siete nominados irían a la segunda vuelta electoral Gabriel Boric, exlíder estudiantil de 35 años, candidato del Frente Amplio de izquierda junto a el Partido Comunista, y el líder del Partido Republicano,José Antonio Kast, de extrema derecha (no es miembro de la alianza del gobierno de Piñera) y admirador de Jair Bolsonaro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico