Chile venderá deuda en exterior

Chile venderá deuda en exterior

Economía e incertidumbre

La reputación de Chile en el extranjero por su sólida gestión fiscal ha sobrevivido a la mayor agitación social en una generación, en gran medida, intacta, según muestran indicadores del mercado. El gobierno dice que ahora pretende sacar partido de esa credibilidad.

Chile planea emitir el próximo año US$8.700 millones en bonos, de lo cual US$5.300 millones se venderán en el extranjero, lo que se compara con los cerca de US$3.000 millones de este año. De los bonos que se venderán en el extranjero, US$3.300 millones estarán denominados en dólares y euros, y el resto, en pesos chilenos, pero estarán dirigidos a inversionistas institucionales extranjeros a través de un proceso llamado bookbuilding, o creación de una base de ofertas.

Se han producido disturbios sociales en Chile desde el 18 de octubre, lo que ha obligado al cierre de cientos de tiendas y ha retrasado proyectos de inversión. Sin embargo, el gobierno se ve beneficiado de años de prudencia fiscal en que el país colocó más de US$15.000 millones en fondos soberanos. Ahora está recurriendo a los fondos para impulsar las pensiones, el sector de salud y la creación de un ingreso mínimo, así como la solicitud de créditos en el extranjero.

“Cualquier otra economía que haya tenido este tipo de shock, quizás habría recibido uno o dos notches de downgrade”, dijo Andrés Pérez, coordinador de Finanzas Internacionales del Ministerio de Hacienda de Chile. “Los movimientos de spreads y tasas reflejan algo más de riesgo, pero no consistente con un downgrade de clasificación”.

Los diferenciales de bonos de Chile se han ampliado en un promedio de cinco puntos básicos desde el 18 de octubre, solo levemente peor que el promedio de tres puntos básicos para los bonos soberanos de mercados emergentes.