Chile, Venezuela, Bolivia, el link según opinión de analista internacional

2 min read

Chile, Venezuela, Bolivia, el link según opinión de analista internacional. Hace unas semanas, el  venezolano, Nicolás Maduro rechazó al presidente chileno Sebastián Piñera cuando lo comparó con August Pinochet. Análisis de Aneela Shahzad.

Chile Venezuela Bolivia

Pinochet fue un excelente ejemplo de hegemonía estadounidense en América del Sur después de la Doctrina Monroe de Estados Unidos de 1823.

La intervención de Estados Unidos solo fue desafiada por Hugo Chávez en la década de 1990 cuando unió a varios estados sudamericanos en un esfuerzo por expulsar los intereses estadounidenses del continente.

Desde entonces, Estados Unidos se esfuerza constantemente por eliminar a los gobiernos socialistas reviviendo el espíritu de libertad en el continente. Y justo después de la muerte de Chávez, Estados Unidos ha incrementado sus esfuerzos para deshacer la Marea Rosa del continente.

Entonces, cuando Juan Guaidó, respaldado por los EE. UU., declaró que era el presidente interino de Venezuela en enero de 2019, eso fue como completar el círculo alrededor de Maduro y parecía que Maduro, que tiene la mitad de los encantos que tenía Chávez y estaba hasta el cuello en el país la crisis económica, tiene pocas posibilidades de supervivencia contra esta evidente intervención de los Estados Unidos y sus aliados europeos en la configuración democrática de Venezuela.

Pero Maduro ha sobrevivido y dado bastante lucha. Tanto es así que Piñera culpó de las protestas en Chile al régimen de Maduro, diciendo: «Estamos en guerra con un poderoso enemigo que no respeta nada».

Antes, Piñera ha sido crítico acérrimo de Maduro y ha dadi todo su apoyo a Guaidó. En febrero se le unió en el lado colombiano del puente fronterizo entre Venezuela y Colombo para presenciar una entrega «controvertida» de ayuda humanitaria a los venezolanos, una medida que muchos rechazaron en Chile.

Más tarde, en varias ocasiones, Piñera ha alzado su voz contra Maduro. En septiembre, dijo sin rodeos: “Maduro es parte del problema y nunca será parte de la solución. Necesitamos poner fin a este régimen”.

En octubre, el canciller chileno dijo que Chile «trabajará con aliados para cortar las comunicaciones de Venezuela, cerrar su espacio aéreo e implementar un bloqueo naval si Nicolás Maduro se niega a celebrar elecciones libres».

Maduro resiste

Sin embargo, lo sorprendente que ha sucedido es que, aunque Maduro ha podido sobrevivir a todos los vaivenes económicos, el fuerte gobierno de Chile parece ser ahora el que está en problemas. En abril, los chilenos salieron a 33 ciudades de todo el país para protestar contra «políticas que afectan las condiciones de vida, como el aumento de los costos de los servicios básicos, salarios bajos e injustos, sistema de pensiones privatizado, discriminación de mujeres y minorías, injusticia fiscal, trabajo precario condiciones».

La pregunta es: ¿fueron las políticas socialistas de Maduro, que fracasaron cuando de repente los precios del petróleo cayeron en el mercado mundial, el verdadero pecado imperdonable de una autoridad contra su gente? ¿O se debe culpar a las políticas capitalistas neoliberales de Piñera, que facilitan la acumulación de riqueza y aumentan las desigualdades en todo el mundo, como el verdadero pecado contra el pueblo?

Este es un debate de toda la vida que no termina debido al hecho de que ambos sistemas tienen lagunas; y a menos que los gobiernos tengan la voluntad y el poder de moderar ambos, los ideales capitalistas o socialistas para el bienestar y el progreso constante de su pueblo, ambos sistemas fallarán a su pueblo en algún momento. Lo que necesitamos para luchar no deberían ser nuestros ideales teóricos sino el eventual bienestar de nuestra gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GANAS DE MENDOZA
HOTELGUARANI
HOTELGUARANI