Chile y Corea, oda al libre comercio según embajador Francke

Chile y Corea, oda al libre comercio según embajador Francke. El embajador de Chile en Corea, Mathias Francke, resalta el libre comercio entre países, desafiando la ola proteccionista dominante.

Chile Corea embajador Francke

Las crecientes políticas proteccionistas y la evolución de la dinámica comercial regional son tanto un desafío como una oportunidad para Chile y Corea, los primeros dos países en firmar un tratado de libre comercio entre las Américas y el Indo-Pacífico, dijo Mathias Francke, el nuevo embajador de Chile en Corea.

“Estamos muy preocupados por el impacto que puedan tener estas situaciones geopolíticas”, dijo Francke, hablando en la embajada en Seúl, en respuesta a una pregunta sobre la rivalidad entre Estados Unidos y China en la región y las disputas comerciales en curso entre Japón y Corea.

Las cuatro naciones son los cuatro principales socios exportadores de Chile en la actualidad.

“Al respetar las reglas internacionales, los valores democráticos y la libertad, y el multilateralismo, queremos mantener nuestra buena asociación con todos nuestros principales socios comerciales, mientras continuamos diversificando nuestros lazos comerciales”, dijo Francke.

De los principales socios comerciales asiáticos de Chile, Corea fue el primero en firmar un TLC con él en 2003.

También puede ser el primero en el grupo en unirse al primer acuerdo comercial exclusivamente digital del mundo que Chile firmó con Nueva Zelanda y Singapur el año pasado. el Acuerdo de Asociación de Economía Digital. Corea inició su proceso de adhesión en enero.

La afinidad de Chile y Corea para abrir el libre comercio no es una sorpresa dada la posición actual de sus valores nacionales, dijo el enviado.

Valor global

“El comercio actual va más allá del intercambio de bienes y servicios”, dijo Francke. “Tendrán que dar cuenta de la cadena de valor global, así como del impacto en el medio ambiente y otros valores sobre la [igualdad] de género, la lucha contra la corrupción y las nuevas disciplinas”.

Los chilenos pueden estar emprendiendo un nuevo ajuste de cuentas de sus valores, luego de que una protesta nacional hace dos años condujo a una reescritura de su constitución.

Tal secuencia de eventos tampoco es completamente nueva para aquellos en Corea, quienes con vigilias a la luz de las velas derrocaron a un presidente por corrupción hace cinco años. Mientras las dos naciones celebran sus 60 años de relaciones diplomáticas este año aquí algunas pistas sobre cómo los dos países pueden estar preparados para navegar en un mundo cada vez más polarizado en la actualidad.

Geopolítica

– Chile y Corea establecieron lazos diplomáticos en 1962, pero fue incluso antes, en 1949, cuando Chile se convirtió en la primera nación latinoamericana en reconocer a Corea. ¿Qué motivó esa llamada?

– El presidente de Chile en ese momento, Gabriel González Videla, entendió la importancia de apoyar a los países más afectados después de la Segunda Guerra Mundial, e hizo ese llamado a reconocer a Corea antes que algunas otras naciones. Chile también contribuyó financieramente a las operaciones de la ONU después de la Guerra de Corea, e incluso recibió a un refugiado coreano, que llegó al programa de la Cruz Roja. Los registros dicen que el hombre se instaló en Temuco, una ciudad lluviosa ubicada en el sur de Chile.

– ¿Cuál fue el objetivo de Chile al establecer vínculos con Corea en 1962?

– Desde el principio, los lazos diplomáticos y comerciales estuvieron vinculados. El rápido crecimiento de la economía coreana después de la Guerra de Corea hizo que el país fuera más visible para las naciones de América Latina. La Guerra Fría también influyó en la decisión de Chile de asociarse con Corea. Fue una sabia decisión del presidente Jorge Alessandri en ese momento, ya que abrió la puerta a nuestros vínculos comerciales y políticos bilaterales que convirtieron a nuestros países en socios afines con valores y objetivos comunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.