Chile y Panamá, reconocen los derechos de la naturaleza

Chile y Panamá, reconocen los derechos de la naturaleza. Países como Chile y Panamá avanzan en sus legislaciones para reconocer el derecho de la naturaleza a existir y ser preservada.

Chile Panamá derechos naturaleza

Es el comienzo de un cambio de mentalidad: el fin de una explotación desenfrenada de los recursos naturales a una reconexión de los seres humanos y la naturaleza como una sola entidad, que no es más que las formas de vida ancestrales de los pueblos indígenas.

En Chile, ahora encabezada por un presidente comprometido con el medio ambiente, la Asamblea Constituyente ha aprobado el Derecho de la Naturaleza para la próxima constitución. Construir nuevos patrones de relación con la naturaleza es imperativo y posible.

“Los Derechos de la Naturaleza no promueven una naturaleza intocable”, escribe el activista ambiental e investigador Pablo Solón . «Los derechos de la naturaleza nos obligan a pensar en términos de lo no humano desde una visión más amplia de las interrelaciones sistémicas y no solo desde una perspectiva estrecha de ‘los humanos no necesitan preocuparse por los no humanos'».

Ley

El 24 de febrero, el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, firmó una ley muy anhelada y celebrada que reconoce un puñado de derechos de la naturaleza.

Según el comunicado de prensa oficial ahora es obligatorio respetar y proteger “el derecho de la naturaleza a existir, persistir y regenerar sus ciclos de vida”, lo que significa que todas las acciones que tomen las personas, las empresas y los gobiernos deben permitir la “restauración oportuna y efectiva” y la “preservación de los ciclos del agua [de la naturaleza]”.

Según Global Forest Watch , desde el año 2000 la cubierta arbórea de Panamá ha disminuido en un 7,7 por ciento. El informe de WWF » Frentes de deforestación: impulsores y respuestas en un mundo cambiante » muestra que la ganadería es el principal impulsor de la deforestación en el país. La ley recién promulgada puede trazar un nuevo final para esta historia.

“Panamá es uno de los 25 países más megadiversos a nivel mundial, desempeñando un papel fundamental en la preservación de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático”, dijo la directora legal para América Latina de Earth Law Center, Constanza Prieto Figelist, quien se desempeñó como consultora legal ecocéntrica durante el proceso de redacción legislativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *