Chilenos giran a la derecha en el momento más inesperado

Chilenos giran a la derecha en el momento más inesperado. Después de años de preferir los candidatos de izquierda, los votantes chilenos giraron hacia posiciones más de derecha que nunca.

Chilenos derecha

Después de años de protestas callejeras divisivas y la elección de un organismo mayoritariamente de izquierda para reescribir la constitución, los chilenos sorprendieron a los analistas, los mercados e incluso a ellos mismos al favorecer a un candidato presidencial de derecha y lograr avances significativos para conservadores en el Congreso.

Con el 99,99% de los votos contados hasta el lunes, el excongresista ultraconservador José Antonio Kast había ganado un 27,91% y el legislador izquierdista Gabriel Boric había quedado en segundo lugar, con un 25,83%. Como ambos se quedaron muy por debajo del umbral del 50% necesario para ganar definitivamente, ahora avanzarán a una segunda vuelta el 19 de diciembre.

Kast, quien se ha comprometido a tomar medidas enérgicas contra el crimen y la inmigración ilegal, parece tener el impulso, aunque Boric aún puede obtener una victoria si logra vencer a suficientes centristas, dijeron analistas.

Aún así, los resultados de las elecciones al Congreso pueden hacer que los cambios radicales en el modelo de libre mercado de Chile que Boric ha prometido estén fuera de alcance. Las coaliciones de izquierda y centro-izquierda perdieron terreno significativo tanto en la cámara alta como en la baja, y no se espera que surja ninguna coalición con una mayoría funcional.

Gobernabilidad

«Va a ser muy difícil para cualquiera de las dos grandes coaliciones del Senado aprobar una legislación», dijo Kenneth Bunker, director de la consultora política Tresquintos.

«Para los sectores conservadores, esto no es un problema porque están a favor del statu quo, pero para la oposición es una muy mala noticia».

Hace apenas seis meses, los chilenos habían favorecido a los independientes de izquierda al seleccionar representantes para el organismo encargado de reescribir la constitución de la era de la dictadura. Boric, un hombre de 35 años que saltó a la fama liderando protestas estudiantiles, ha apoyado la reescritura constitucional.

Pero los temores a la delincuencia, los continuos enfrentamientos entre la policía y los grupos indígenas separatistas en el sur y la fatiga por las continuas protestas y el desorden en lo que tradicionalmente es uno de los países más estables de América Latina probablemente jugaron un papel en el giro hacia la derecha, dijeron analistas.

Mapuche

«Lo que está sucediendo en el sur, combinado con la delincuencia y la idea general de cambio sin saber realmente qué cambios se harán, hizo que una parte importante de la población se volviera contra Boric», dijo Miguel Ángel López, profesor de la Universidad de Chile.

Si bien algunas encuestas de opinión recientes habían mostrado que Kast ganaba terreno, muchos chilenos y observadores políticos no esperaban que lo hiciera tan bien como lo hizo, dado el giro a la izquierda del país en los últimos años.

El índice de acciones IPSA de referencia de Chile subió más del 10%, mientras que el peso del país ganó terreno frente al dólar durante la noche.

El repunte del peso se debió al alivio de que el Congreso estuviera dividido, lo que actuará como una fuerza moderadora si gana Boric, dijo Mary-Therese Barton, directora de Deuda Emergente de Pictet Asset Management.

«La primera reacción de los mercados ciertamente ha sido positiva. Tiene menos que ver con el lado presidencial y más con el Congreso», dijo.

Segunda vuelta

En la segunda vuelta presidencial, ahora los ojos estarán puestos en el éxito que tendrán ambos candidatos a la hora de ganar votantes fuera de sus bases tradicionales de apoyo. Cinco candidatos fallidos obtuvieron alrededor del 46% de los votos que ahora están en juego.

Quizás el mayor misterio será cómo emitirán sus votos los que votaron por el economista libertario Franco Parisi. Parisi, quien vive en Alabama y nunca pisó Chile durante la campaña, sorprendió a muchos al terminar tercero con el 12,8% de los votos.

«El votante parisino no es de izquierda ni de derecha», dijo Guillermo Holzmann, profesor de la Universidad de Valparaíso.

«Esta es una votación que necesitará mucho análisis».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico