Colombia, césped modificado como solución ambiental

Colombia, césped modificado como solución ambiental. En Colombia están probando el césped modificado, para ofrecer una posible solución ambiental al problema mundial del CO2.

Césped modificado Colombia

La empresa holandesa Carbon-Alert está trabajando en Colombia para resolver el problema mundial del carbono mediante la creación de turba artificial. Se cree que una nueva especie de planta podría acelerar este proceso en gran medida, lo que resultaría en el almacenamiento subterráneo de millones de toneladas de CO².

Carbon-Alert planta el llamado pasto Juncao en Colombia. Esta planta, también llamada hierba gigante, proviene de los trópicos africanos y fue modificada en China. Crece muy rápidamente en condiciones cálidas, hasta 5 metros en 2 meses.

Más importante aún, absorbe una cantidad extrema de CO², como descubrió el investigador chino Lei Xuejun, director del Centro de Investigación del Ciclo del Carbono en la Universidad Central Sur de Silvicultura y Tecnología en Hunan.

Carbon-Alert quiere licuar parcialmente la planta e inyectarla bajo el agua subterránea. Como resultado, todo el CO² que la planta toma del aire desaparece en el suelo. Esta es una forma acelerada de formación de turba, como supuestamente lo ha estado haciendo la Tierra durante 200 millones de años.

Innovación tropical

Carbon-Alert inicia su proyecto con 4000 hectáreas de terreno en Colombia. Hay una razón importante para esto: la hierba gigante requiere temperaturas nocturnas de al menos 20 grados. Esto representa una gran oportunidad para la innovación en las regiones tropicales.

Se plantarían árboles en el sitio, que a la larga almacenarían alrededor de 0,5 a 1 tonelada de carbono de raíces en el suelo. Sin embargo, la hierba gigante absorbe entre 200 y 300 veces más CO², según una investigación de Lei Xuejun. Además, la planta no da semillas y, por lo tanto, no es invasiva.

Se calculó que 1 millón de km² de césped compensa todas las emisiones de CO² en todo el mundo. «Un área del tamaño de la mitad de Europa», explica el iniciador Jacobus van Merksteijn.

“Un área enorme, pero también una alternativa natural para todos los paneles solares, turbinas eólicas y automóviles eléctricos del mundo. El proceso proporciona almacenamiento de CO², pero también puede ayudar a fertilizar áreas desérticas, producir biomasa, bioetanol y plástico verde, y compensar petróleo, carbón y gas”.

Certificados CO²

El CO² inyectado se considera como el llamado SUMIDERO DE CO², que se puede convertir en Certificados. Estos pueden ser adquiridos por las empresas para compensar sus emisiones. Los Países Bajos venden actualmente alrededor de 1.000 millones de euros en certificados de CO², sin compensación. Al convertir el almacenamiento de CO² de la hierba gigante en áreas tropicales en certificados, podemos convertir estas cantidades en valiosas reducciones de CO². Esto genera ingresos para los gobiernos y oportunidades de negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.