Colombia, cómo suba del dólar afecta la vida cotidiana

Colombia, cómo suba del dólar afecta la vida cotidiana. Peso en Colombia se ubica como la segunda moneda más devaluada entre mediados de junio y mediados de julio, ante la subida del dólar.

Colombia subida dólar

La subida del dólar en el mundo con respecto a otras monedas, que comenzó en junio por los crecientes temores de una recesión en Estados Unidos y el resto del planeta, se siente con mucha fuerza en Colombia desde los primeros días de julio.

En la primera quincena del mes, la moneda tocó niveles históricos, llegando este miércoles a 4.627,4 pesos por dólar superando incluso la fuerte suba que se produjo cuando llegó la pandemia.

La depreciación del peso colombiano llega al 11,1 por ciento. Un declive que afecta a varios sectores económicos que se ocupan de artículos importados, o que venden productos y servicios en dólares, lo que explica una posible caída en sus ventas.

“En las últimas semanas todos los carros han subido varios millones y estamos trabajando con una proyección de un dólar a 5.000 pesos”, dice un agente comercial de una conocida marca de vehículos en Bogotá.quien no oculta la preocupación por lo difícil que se vuelve concretar una venta.

Pero no es el único sector de la economía en el que existe preocupación por los efectos que puede traer un dólar caro.

Consumo

De acuerdo con Camilo Herrera, fundador y presidente de la firma Raddar, experto en análisis de consumo, aunque en un entorno en el que la inflación y las tasas de interés están al alza, muchos compradores deciden salir a la calle y adquirir los productos que requieren antes de seguir subiendo su precio.

El efecto de la devaluación en los productos importados suele retrasarse en los precios locales, hay compras en las que el efecto de la fuerte devaluación es directo.

Un ejemplo es el consumo en portales de comercio internacional como Amazon, en el que si la gente compra productos en estos días, son más caros. Y más aún si los pagan con tarjeta de crédito en dólares a plazos.

Javier Díaz Molina, presidente de Analdex, el gremio colombiano de comercio exterior, señala que es racional que, ante un tipo de cambio tan alto como el actual, la gente posponga gastos que no son de primera necesidad ni de lujo, como la compra de joyas, vehículos de alta gama, tecnología e incluso electrodomésticos, a la espera de que las cosas se calmen.

Tecnología

Por otra parte, Herrera recuerda que en el país los productos de tecnología electrónica, es decir, computadoras, tabletas y teléfonos móviles, entre otros, cuyo valor sea menor a 22 unidades de valor fiscal (UVT), es decir que para el 2022 cuestan menos de 836.088 pesos en establecimientos comerciales, no tienen IVA.

Pero con la devaluación que ha habido en los últimos 12 meses, muchos de estos artículos que estaban sin IVA ahora lo están. “ Es un efecto que estamos teniendo, que está reduciendo significativamente el acceso a tabletas, celulares, computadoras e impresoras para cierta población en Colombia, y del cual pocos han hablado”, asegura el experto.

Viajes

Otro renglón en el que el dólar en alza produce incertidumbre sobre el ritmo de las ventas es el de los viajes desde Colombia al exterior, ya que una moneda tan cara puede encarecer aún más los costos de los paquetes turísticos, y ante esto, muchos viajeros podrían postergar sus salidas al exterior.

Paula Cortés Calle, presidenta ejecutiva de la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), explica que aún no se nota el efecto y ya se vendió anticipadamente la temporada de mitad de año, la gente está a la espera de lo que va a pasar, lo que podría afectar futuras reservas. “ Tenemos incertidumbre por la devaluación del peso, que podría desalentar la salida de colombianos al exterior en los próximos meses ”, afirma.

Y es que, ante la fuerte suba del dólar a partir de julio, entre mayo de 2021 y junio de 2022, el precio de los boletos de avión en el país tuvo un alza de 23,68 por ciento y, según cifras del Dane, solo durante junio la suba fue 10.15 por ciento, es decir, casi 20 veces la inflación del mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.