Colombia lanza reformas policiales para frenar abusos

Colombia lanza reformas policiales para frenar abusos. El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció reformas a las fuerzas policiales del país destinadas a mejorar la rendición de cuentas y disminuir los abusos.

Colombia abusos policiales

Hablando en un patio, flanqueado por policías, Duque dijo el lunes que el gobierno creará una dirección de derechos humanos que dependerá del jefe de policía del país y estará dirigida por un coronel retirado.

Para el presidente Duque, el nuevo departamento recopilará quejas de los ciudadanos y producirá dos informes cada año sobre cuestiones de derechos humanos.

Hoy, las ciudades de Colombia han vuelto a un extraño estado de tranquilidad. Dejando un rastro de infraestructura dañada, las protestas se suspendieron a principios de junio en medio de un aumento en los casos de COVID-19. Pero los colombianos se han comprometido a reiniciar las protestas el 20 de julio, cuando comience el nuevo período legislativo. Los líderes sindicales ya están trabajando en leyes para presentar al Congreso en esa fecha.

Las protestas comenzaron como marchas pacíficas el 28 de abril de 2021, en respuesta a las reformas fiscales propuestas, que aumentaron los precios de los alimentos y los servicios públicos, así como un aumento en el impuesto a la renta. Pero un año después de la pandemia que ha empujado a más de 3.5 millones de colombianos a la pobreza , esa reforma tributaria, que hubiera visto afectado a cualquiera con un ingreso mensual de $ 656 o más, solo alimentó la ira de larga data.

Después de revertir con éxito la ley de impuestos, las protestas se convirtieron en un gran levantamiento , con demandas para arreglar el sistema de atención médica, combatir la corrupción, eliminar las tasas de matrícula universitaria y más. Cuando la unidad colombiana de la policía antidisturbios militarizada Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) comenzó a tomar medidas enérgicas contra los manifestantes pacíficos con el uso de gas lacrimógeno, cañones de agua y armas letales , las protestas se tornaron violentas.

“Día tras día, personas de todos los rincones de la sociedad se unieron para defender sus derechos”, me dijeron Daniela Agudelo Pinta y Jonathan Grajales Delgado, activistas juveniles de Buga, un pueblo al noroeste de Cali. “Y por eso, el estado nos atacaba. No importa cuán fuertemente armada esté su policía, teníamos que demostrar que no nos rendiremos. Muchas personas simplemente ya no tienen nada que perder».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lujandecuyo
Caribe Mexico