¿Cómo resolver los problemas financieros de una empresa?

Hacer que una empresa funcione requiere comprender la gestión empresarial básica y las principales prácticas administrativas. Cualquiera que intente iniciar un proyecto, primero debe tener una serie de conocimientos sobre ese negocio en concreto, con el objetivo de evitar futuros problemas que puedan surgir.

Qué es un problema financiero

Los problemas financieros generan crisis que las empresas no pueden predecir. Ocasiona importantes pérdidas monetarias que requieren medidas correctivas inmediatas para seguir a flote y mantener la continuidad de la compañía.

Cometer fallos es común al crear una empresa, pues emprender no es un camino fácil y son muchos los errores financieros pueden hacer que un negocio fracase. Los principales son los siguientes.

Falta de liquidez

Muchas pequeñas y nuevas empresas enfrentan un reto difícil al empezar su andadura, la falta de capital. Aunque existen subvenciones, incubadoras de empresas y ayudas, la mayoría de los emprendedores no reciben los fondos necesarios para comenzar con el suficiente impulso.

Para evitar que se produzca este problema, es esencial adelantarse y gestionar con acierto la tesorería. Además, es necesario analizar la solvencia de todos los clientes, con el objetivo de poder cobrar las facturas en el plazo adecuado.

En este sentido, programas como factoring Chile ofrecen la posibilidad de adelantar el cobro de las facturas con la intermediación de una entidad financiera, la cual es la encargada de pagar el total de la factura. De este modo, se permite a la empresa devolver el dinero adelantado mientras espera el pago del cliente en la fecha acordada.

No controlar de forma efectiva el flujo de caja

Desde el punto de vista anterior, otro aspecto clave de la administración de empresas es el control del flujo de caja. Precisamente, para poder medir la capacidad de hacer frente a gastos, deudas, inversiones o imprevistos, es fundamental saber siempre con cuánto efectivo cuenta un negocio.

Lo mejor es aplicar una variedad de estrategias para garantizar más entradas y más salidas de capital. En este sentido, cobrar las facturas lo antes posible y limitar el gasto es fundamental, pues la única manera de que un proyecto sobreviva es generando liquidez.

Planificación ineficaz

Crear un buen plan de negocios requiere una planificación detallada, no solo para los gastos iniciales, sino también para los pagos a largo plazo.

Lanzar un nuevo negocio o emprender requiere pronosticar estos gastos teniendo en cuenta los posibles inconvenientes, y ajustarlos según sea necesario de acuerdo con la realidad.

Crear un plan financiero que ayude a determinar el éxito económico de un negocio es uno de los principales ejes de la gestión empresarial enfocado a la eficiencia. De esta forma, las empresas pueden hacer frente a acontecimientos inesperados y lograr encaminarse hacia un proyecto exitoso.

En este sentido, un software que dé la posibilidad de planificar y gestionar los pagos y la financiación, como Xepelin soluciones para empresas, permite reinvertir en el negocio y escalarlo para llevarlo a lo más alto.

Costes fijos altos

Uno de los errores financieros más frecuentes es tener costes fijos muy elevados. Hacer esto puede llevar a riesgos de liquidez y fallos en la planificación financiera de la empresa, especialmente cuando no se alcanzan los ingresos esperados.

Es importante comprender los períodos impositivos y las moratorias fiscales al realizar la gestión fiscal, la cual requiere tener en cuenta las fechas determinadas para la declaración de impuestos.

No reinvertir

Cuando la empresa empieza a generar beneficios, aparece el riesgo de no volver a reinvertir en el negocio, en vez de ser constantes y seguir apostando por él.

Una empresa requiere inversión continua para que se desarrolle, de no ser así su éxito y crecimiento quedarán limitados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *