¿Cómo se juega el Solitario Clásico?

¿Sabes, verdaderamente, cómo jugar el solitario clásico? Conoce la historia de este clásico de los naipes.

Solitario clásico

El solitario clásico se convirtió en un compañero para millones de usuarios en distintas partes del mundo. Su sencilla metodología de juego permite que personas de todas las edades puedan participar.

No sólo entretiene a quienes se encuentran solos sino que también se convirtió en una forma de compartir una divertida actividad con amigos o familiares. Incluso durante el aislamiento por la pandemia de coronavirus, muchos se animaron a arrancar torneos para pasar el tiempo y acercarse a sus afectos. Jugar en línea al solitario clásico en sitios cómo Betfair, es una opción.

El nacimiento del solitario clásico

No se trata de un juego nuevo, se juega desde hace cientos de años. Muchos creen que esta clase de solitario fue concebido en paralelo a cuando los naipes fueron creados.

Lo que no se sabe es ni quién, ni cuándo lo inventó.

Muchos dicen que el solitario clásico nació durante el siglo XVIII. También, que en cada país se denominaba de manera diferente. Cuentan las tradiciones de Escandinavia, por caso, que el solitario, además de ser un entretenimiento, era de utilidad para predecir el futuro.

Si bien hay distintas variaciones, el solitario clásico es uno de los más elegidos dentro de los juegos en línea y se requiere únicamente una baraja de cartas, algo de ingenio y concentración. El objetivo principal es ordenar las cartas de forma ascendente siguiendo una estructura de siete columnas. De derecha a izquierda, el orden a respetar es el siguiente: seis cartas cara abajo y una cara arriba, luego cinco cartas cara abajo y una cara arriba, cuatro cartas cara abajo y una cara arriba y así sucesivamente.

En orden descendente, el orden de los naipes es K, Q, J, 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3 y 2, aunque también, Rey, caballo, sota, 7, 6, 5, 4, 3, 2 y As.

Comenzar a jugar

Para comenzar a jugar al solitario clásico es importante tener en cuenta que hay que formar cuatro pilones de barajas en los cuales el jugador tendrá que organizar los naipes de forma ascendente. Finalmente, el montón estará completado en el momento que haya salido el as correspondiente que permitirá sellar esta fila.

Una de las reglas fundamentales es respetar qué cartas pueden ser utilizadas en cada instancia. Es por eso que cabe destacar que no se podrán colocar naipes del mismo palo ni del mismo color. Tomando esto como premisa, el jugador tendrá que ordenar la carta menor por encima de la mayor y siempre podrá ver el número de la que quedó debajo para poder mantener el órden solicitado.

De quedar disponible un espacio de alguna columna, sólo podrá ser llenado con un Rey o una K. Caso contrario, no será posible dar inicio a ninguna columna. Además, al tener un As, es posible ponerlo por fuera; por lo general, abajo, a la derecha. Sobre ese As, entonces, se irán apilando los naipes del mismo símbolo o palo en orden numérico creciente.

¿Qué pasa cuándo ya no se pueden realizar más movimientos? Es ahí cuando el jugador tendrá que recoger tres cartas del mazo que luego colocará donde corresponda y siempre respetando el criterio que ordena. Otra de las claves a tener en mente para este juego en línea es que el usuario tiene la posibilidad de mover varios naipes en simultáneo y colocarlos encima de otra columna si lo desea.

Una vez que hayan quedado todas las cartas ordenadas y ya no haya más cartas por recoger del mazo el jugador habrá logrado el tan anhelado objetivo: la victoria. Uno de los mayores atractivos de este juego en línea es que se puede participar de manera individual o también compitiendo contra otros usuarios y rápidamente los usuarios pueden organizar un torneo que cautivará su atención. Se puede conocer más sobre este juego online y muchos otros en www.betfair.com.co.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.