Comunismo en Chile, la amenaza impulsa el voto a la derecha

Comunismo en Chile, la amenaza impulsa el voto a la derecha. Según la CEPAL, el uno por ciento más rico de la población de Chile posee una cuarta parte de la riqueza, por lo que el comunismo es una amenaza.

Chile comunismo voto

En el barrio de clase alta de Santiago, Lo Barnechea, con sus Ferrari, mansiones y tiendas de lujo, el 51,68 por ciento de las personas emitió su voto por el candidato José Antonio Kast en la primera ronda de elecciones presidenciales de Chile, el pasado noviembre.

Es uno de los dos barrios de docenas en el gran Santiago donde Kast amasó más de la mitad de los votos de los siete candidatos en la contienda.

Su rival en la segunda vuelta del domingo, el legislador izquierdista Gabriel Boric, ganó la mayor cantidad de barrios, principalmente en áreas de clase media, pero no rompió el techo del 50 por ciento en ninguno de ellos.

Los defensores de Kast son vociferantes en Lo Barnechea. El barrio también se destaca por haber ido en contra de la corriente el año pasado al votar «No» en un referéndum sobre si Chile debería aprobar una nueva constitución.

«Uno de los temas más graves es que (la izquierda) respalda la violencia», dijo el empresario Sergio Adauy, de 52 años, en referencia a las protestas contra las desigualdades y los enfrentamientos con la policía en 2019 que provocaron decenas de muertos.

La «incertidumbre y el miedo» resultantes corren el riesgo de provocar una salida de capital, dijo. Un gobierno influido por el Partido Comunista es más que una amenaza.

Seguridad

Para la maestra de 53 años María-Luisa Galleguillos, otra residente de Lo Barnechea, un área con clubes de golf y ecuestres a unos 20 kilómetros al noroeste del centro de Santiago, Kast «nos dará seguridad».

«Tengo hijos que empezaron a trabajar hace poco. Quiero que puedan vivir en su país, que no tengan que ir a trabajar a otros países», dijo en un centro comercial de lujo.

Mencionó que la imagen de Kast se ha resentido debido a los «malentendidos» difundidos por los medios «de izquierda», y explicó que estaba agradecida con Pinochet por hacer de Chile un país relativamente rico en América Latina.

«Si no fuera por Pinochet … hubiéramos sido como Venezuela hoy», dijo Galleguillos. Aquí hay «mucho, mucho, mucho miedo al comunismo», dijo Francisca Olivares, de 48 años, una abogada que dijo era «una excepción» en Lo Barnechea por no apoyar a Kast.

En el barrio hay «más dinero, por eso hay más miedo a perderlo», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *