Conferencia Episcopal de Chile sobre elecciones, «nueva oportunidad»

Conferencia Episcopal de Chile sobre elecciones, «nueva oportunidad». La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile expresó su opinión sobre las elecciones presidenciales del domingo.

Chile Conferencia Episcopal elecciones

“El próximo domingo tendremos un nuevo Presidente de la República y ya rezamos por él y su gobierno. Le pedimos que gobierne para todos los chilenos, buscando formas de diálogo, concertación, justicia y hermandad. Pedimos a ambos candidatos que honren los valores democráticos, aceptar la opinión de la ciudadanía y colaborar para construir una comunidad política cuya alma sea la caridad social”.

Así lo afirmó la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, ante la votación del domingo 19 de diciembre, entre los dos candidatos presidenciales: José Antonio Kast, de extrema derecha, y Gabriel Boric, de izquierda.

El comunicado, titulado «Una nueva oportunidad para el país», subraya que las elecciones se desarrollan «en un contexto de polarización, lo que se ha reflejado en un clima de campaña agresiva y descalificadora, que alienta el desamor. de la política y ha impedido en muchas ocasiones abordar en profundidad los temas de fondo que importan a los chilenos”.

Sin embargo, se ha destacado un aspecto positivo de las últimas semanas: «cierto tono de moderación en las propuestas y el reconocimiento de errores por parte de los candidatos».

La participación ciudadana es uno de los pilares de la sociedad democrática, por lo que los obispos instan a católicos y ciudadanos a ejercer el derecho al voto, «votando en conciencia, considerando los principios cristianos fundamentales para el orden social y político», esperando que en nuestra elección busquemos «el mayor bien común».

Finalmente, citan al Papa Francisco, recordando que «Chile no se construye solo con la acción de sus políticos», «no debemos esperar todo de quienes nos gobiernan, sería pueril», y concluyen invitando «a orar por la unidad de nuestro país, contemplando a Dios con nosotros que asume nuestra condición humana para que vivamos como hermanos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.