Constitución en Chile, nuevo proyecto con más problemas que soluciones

Constitución en Chile, nuevo proyecto con más problemas que soluciones. Enfrentamientos marcan manifestación contra nueva constitución en Chile, sumando más problemas que soluciones.

Chile constitución nuevo proyecto

Una manifestación contra la nueva constitución que se redacta en Chile terminó este sábado con registros de enfrentamientos que dejaron varios heridos. Al menos un centenar de personas con carteles que pedían el rechazo de la nueva Carta Magna en el referéndum de ratificación de septiembre protestaron en el centro de la capital chilena de Santiago, un espacio que ha estado marcado por manifestaciones en las últimas semanas.

“Nuestra Constitución hay que defenderla porque donde llega la izquierda es un fracaso seguro”, dijo el agente de seguridad Klen Cornejo.

En cuanto a Macarena Spencer, el derecho a la propiedad está siendo “ignorado” en el borrador de la nueva Carta Magna, así como el derecho a la salud y a la educación privada.

“Soy patriota, amo a mi patria, amo a los chilenos y quiero la educación, la salud y la vivienda digna sean solo para los chilenos y no para los inmigrantes”, dijo Macarena.

Durante la protesta, un grupo de encapuchados comenzó a lanzar piedras y agredir a los manifestantes, lo que provocó la intervención de la fuerza policial. “Los patriotas están desarmados. No queremos una constitución de asesinos y terroristas”, dijo otro manifestante, que pidió anonimato.

Referéndum

Aunque la asamblea ha ido perdiendo adherentes con el paso de los meses por los roces internos y varios escándalos que salpicaron a una lista de constituyentes ligados a las protestas sociales de 2019, sigue siendo una de las instituciones mejor valoradas.

En caso de aprobarse en el referéndum de salida, el próximo 4 de septiembre, la nueva ley fundamental sustituiría a la actual, heredada del régimen de Augusto Pinochet (1973-1990) y considerada por muchos como el origen de las grandes desigualdades del país por su corte neoliberal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.