Crece el alerta por el accionar de pesqueros Chinos en el Pacífico

1 min read

Crece el alerta por el accionar de pesqueros Chinos en el Pacífico

Depredación del ecosistema marino

Frente a la costa de Ecuador, el ecosistema marino se precipita hacia el colapso.

El cabrestante de un barco pesquero de arrastre chino saca una red gigante de las frías aguas del mar. La red está repleta de calamares gigantes de Humboldt, extraídos del océano Pacífico casi como si lo hicieran con aspiradora. Toneladas de estas criaturas marinas, congeladas y luego empacadas, se dirigirán pronto a los mercados de Asia, Estados Unidos y Europa.

Los traficantes pesqueros involucrados son parte de la flota de barcos de arrastre de las lejanas aguas chinas, una especie de camarilla de marineros piratas que están saqueando la costa no regulada de América del Sur, despojándola así de una de sus especies más importantes. El calamar se encuentra en el centro de una compleja cadena alimentaria que mantiene unido el ecosistema marino.

Esta flota china tiene un historial sospechoso de pesca. Los datos cartográficos de Global Fishing Watch muestran que ha habido pesca ilegal dentro de las islas Galápagos, un ecosistema altamente sensible ubicado frente a la costa de Ecuador, el cual es conocido por su diversidad de tortugas marinas, iguanas y pingüinos. En esta zona, la pesca de calamar no está regulada mientras ocurra en aguas internacionales, lejos de las islas. Pero los barcos pesqueros a menudo traspasan las aguas de la reserva de Galápagos y, en ocasiones, también las aguas de las zonas económicas exclusivas de Ecuador para realizar su pesca ilegal.

Y no son los calamares lo único que se están llevando del océano ecuatoriano.

Los pescadores industriales chinos están adquiriendo notoriedad por pescar ilegalmente tortugas marinas y tiburones martillo en peligro de extinción. A esto se le conoce como pesca incidental. Además, esta flota se está volviendo cada vez más ambiciosa y recorre la costa del Pacífico desde las Galápagos hasta la Patagonia. Las especies en peligro de extinción y la vida marina indispensables para sustentar las cadenas alimentarias del océano no pueden escapar a sus redes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lujandecuyo
Brazil
Caribe Mexico