Cuba, referéndum por matrimonio igualitario

Cuba, referéndum por matrimonio igualitario. Histórico referéndum en Cuba sobre aprobación de matrimonio entre personas del mismo sexo y adopción. Dictadura simula apertura.

Cuba referéndum

Cuba salió a votar este domingo en un referéndum histórico sobre si legalizar el matrimonio igualitario y la adopción entre personas del mismo sexo, permitir los embarazos subrogados y otorgar mayores derechos a los padres no biológicos.

El presidente Miguel Díaz-Canel dijo que una revisión al Código de Familia de 1975 del país es necesario. El nuevo código, dijo a los periodistas, «es una norma justa, necesaria, actualizada, moderna, que otorga derechos y garantías a todas las personas, a la diversidad plena de familias, de pueblos y de credos».

Periodistas de la AFP observaron a los electores llegar en lento goteo a los colegios electorales de La Habana. «Si lo comparamos con otras elecciones, es diferente, no vemos ningún entusiasmo», dijo a la AFP un votante, Eduardo, de 57 años.

A los cubanos mayores de 16 años se les pide que voten simplemente «Sí» o «No» a la pregunta: «¿Está de acuerdo con el Código de Familia?»

El código actualizado representaría un gran cambio en un país donde el machismo es fuerte y donde las autoridades, en las décadas de 1960 y 1970, enviaron a los homosexuales a campos de trabajo militarizados.

Desde entonces, las actitudes oficiales han evolucionado y el gobierno ha llevado a cabo una intensa campaña mediática a favor del nuevo código.

Pero el referéndum se produce en medio de la peor crisis económica del país en 30 años y podría brindar una oportunidad para que algunos votantes expresen su oposición al gobierno.

La ley necesita más del 50 por ciento de los votos para ser aprobada, y los disidentes han pedido a los ciudadanos que rechacen el código o se abstengan de votar.

Nuevo Código

Si se aprueba, el nuevo código permitiría los embarazos subrogados, siempre y cuando el dinero no cambie de manos, al tiempo que impulsaría los derechos de los niños, los ancianos y los discapacitados.

Significativamente, definiría el matrimonio como la unión entre dos personas, en lugar de la de un hombre y una mujer.

«Nosotros no estamos votando ‘Sí’ con el PCC (Partido Comunista de Cuba)», insistió en Twitter Maykel González, un activista gay. «Es el PCC el que está votando ‘Sí’ con nosotros».

Varios países latinoamericanos (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica y Ecuador, así como algunos estados mexicanos) ahora reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Un esfuerzo de La Habana en 2019 para unirse a ese grupo fracasó en medio de fuertes críticas de los líderes de la iglesia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *