Decora tu hogar con un plafón y haz brillar cada espacio

Si estás pensando en incluir elementos decorativos en algunos ambientes de tu casa y, a su vez, llevar mayor iluminación, un plafón es una gran elección. Con estilo, elegancia y sutileza, este tipo de luminaria ha logrado sumarse a los hogares a través de su variedad de diseños.

En este artículo, te contaremos qué beneficios tiene su uso y los diferentes tipos de plafón que puedes encontrar en el mercado. Suma estilo al techo de tu vivienda, a través de sus formas geométricas, y añade iluminación a esos espacios que lo requieren.

Techos luminosos, decoración más armoniosa

Los plafones tienen la particularidad de diferenciarse de las clásicas lámparas, debido a que su principal característica es que no son colgantes. De esta manera, quedan adheridos al techo o pared y se ven súper agradables. A continuación, te contamos por qué deberías tenerlos en cuenta al momento de añadir más luminosidad y estilo:

  • 1. Espacios más brillantes

Contar con la iluminación adecuada para cada ambiente del hogar es importante. No solo para poder apreciar cada espacio y focalizar en ciertos detalles, sino también para poder evitar el cansancio visual. Es por eso que uno de los principales beneficios del plafón es la mayor intensidad de luz que aporta a cada espacio y el nivel de brillo.

  • 2. Ahorro por dos: energía y dinero

En el mercado puedes encontrar modelos de plafones que pueden incorporar bombillas LED o que ya las tienen incluídas. Al utilizar este tipo de tecnología, reduces el consumo energético con relación a las luminarias tradicionales. De esta manera, no derrochas energía y obtienes luz de mayor calidad, con bajo consumo de energía y un notable ahorro económico.

Por lo tanto, antes de elegir la mejor opción para tu vivienda o comercio, debes tener en cuenta el tipo de bombilla que utiliza cada plafón.

  • 3. Adorables y adaptables a tus espacios

Redondos, cuadrados, con distintos tipos de luces, medidas y colores, los plafones se acoplan perfectamente a viviendas como también a oficinas, salas de conferencias y hoteles. ¡Tendrás una iluminación óptima asegurada!

Además, son ideales si buscas que los aparatos de iluminación pasen desapercibidos y se vean sutiles respecto al resto de la decoración. A su vez, en el mercado puedes conseguir plafones individuales o con capacidad para más luces.

La elección dependerá del tipo de ambiente que necesites iluminar, ya sea de tipo clásico, moderno, rústico o para colocar en espacios infantiles.

  • 4. Fácil colocación

Si tienes habilidad para llevar a cabo este tipo de instalación, te resultará muy sencillo hacerlo. Vas a necesitar contar con ciertos elementos que serán de gran ayuda: voltímetro o también llamado tester, alicates, destornillador, tornillos, tacos, regletas y taladro. Toma tu maletín de herramientas y ¡manos a la obra!

  • 5. Modelos personalizados

En el mercado puedes encontrar algunos tipos de plafones que cuentan con opciones personalizadas. De esta manera, puedes configurarlos según tus preferencias y regular el tipo de luz que deseas.

¿Luz cálida o fría?

Si te preguntas qué luz es más adecuada para tus ambientes, la respuesta es sencilla: depende de tus preferencias personales, aunque podemos ayudarte en la elección.

Con la luz cálida predomina el color ámbar. Puede ser una gran elección para generar espacios confortables, relajantes y acogedores. Ubicarla en las habitaciones será una gran alternativa, para aportar una sensación suave y tenue.

Por otra parte, la luz fría aporta más intensidad que la cálida por lo que suele ser ideal para incluir en espacios de trabajo, como oficinas, para dar mayor visibilidad durante la jornada laboral y favorecer la concentración. A su vez, puede utilizarse en espacios como el baño o la cocina.

Elige el tipo de luz que mejor se adecúe a tus espacios preferidos y disfruta de tus ambientes. Decora tu casa o comercio con un plafón y ¡a brillar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.