Diébédo Francis Kéré, primer africano gana Pritzker de Arquitectura

Diébédo Francis Kéré, primer africano gana Pritzker de Arquitectura. Nacido en Burkina Faso, Diébédo Francis Kéré es el primer africano en recibir el honor internacional de la arquitectura, el Premio Pritzker 2022.

Diébédo Francis Kéré Pritzker Arquitectura

Diébédo Francis Kéré es de Burkina Faso, África occidental, y construyó su estudio de arquitectura diseñando escuelas e instalaciones médicas que, en su mayoría, fueron construidas por comunidades locales con recursos mínimos y una selección muy cuidadosa de materiales asequibles y sostenibles.

Fue este enfoque el que llevó a su estudio de arquitectura a recibir reconocimiento mundial.

Es un arquitecto de renombre internacional de 56 años. Nació en Gando, un pequeño pueblo de Burkina Faso. Dio un vuelco a su destino a través de la educación, convirtiéndose en una de las figuras más representativas de la diáspora africana.

De niño tuvo que dejar a su familia para asistir a la escuela en el pueblo más cercano. Impulsado por su propio optimismo y por la conciencia de que en su país de origen solo la educación podría marcar la diferencia, Kéré se mudó a Berlín con una beca de carpintería y para estudiar arquitectura. Incluso antes de terminar sus estudios, diseñó una escuela primaria en Gando.

En Alemania fundó una asociación para recaudar fondos para construir la escuela, traducida como ‘Ladrillos para Gando’, más tarde pasó a llamarse Fundación Kéré.

Estilo arquitectónico

El colegio de Gando es un modelo de edificación sostenible. Sus características incluyen permitir que el aire de refrigeración pase a través y alrededor del edificio. Otro es su uso innovador de recursos locales ampliamente disponibles, tanto materiales como mano de obra no calificada.

Se ha convertido en un ejemplo del poder de la arquitectura para elevar e inspirar.

La primera escuela construida con este modelo, en Gando en 2001, animó la implementación de otros proyectos: otra escuela, luego una biblioteca. Estos edificios, a su vez, han atraído otros edificios a su alrededor, e incluso los pueblos vecinos han construido sus propias escuelas siguiendo el enfoque cooperativo de Gando.

Cuando la arquitectura tiene tal impacto en el contexto donde opera, solo puede describirse como un tipo poderoso de arquitectura. El impacto se extendió a toda la nación. Menos de 15 años después de construir su primera escuela, Kéré fue invitado a diseñar el parlamento nacional de Burkina Faso.

También se extendió más allá de las fronteras del país, a través del continente y más allá. En África ha habido proyectos en Benin, Kenia, Malí y Mozambique. A nivel mundial ha habido proyectos en Europa, América y Asia. La escuela de Kéré inspira trabajos en todo el continente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *