Don Francisco pasó la pandemia escribiendo

Don Francisco pasó la pandemia escribiendo. Durante la pandemia, Mario Kreutzberger, también conocido como Don Francisco, dedicó cinco horas diarias para escribir su libro “Con ganas de vivir”.

Don Francisco libro

Este libro estará disponible desde el martes 4 de mayo. Y es una continuación de sus memorias de 2001 “ Entre la espada y la TV” (“Don Francisco: ¡Vida, cámara, acción!” Grijalbo), cuando aún presentaba Sábado Gigante.

El programa, que estuvo al aire desde 1962 hasta 2015, fue el programa de variedades de mayor duración en la historia de la televisión, según Guinness World Records .

El presentador chileno, de 80 años, relata sus inicios en la televisión de su país y describe el ascenso de Sábado Gigante, de un programa local a un éxito internacional.

“¿Por qué quería escribir un libro? Me pregunté muchas veces antes de comenzar, y siempre llegué a la misma conclusión: porque soy comunicador y vivo y respiro del ejercicio diario de comunicar. Es una necesidad de la que no puedo divorciarme, que se ha convertido casi en una obsesión en mi vida, que me ha dado una gran satisfacción y algunos inconvenientes”, escribe Don Francisco.

Kreutzberger también narra la detención de su padre, un judío alemán, en el campo de concentración de Buchenwald en 1938, y los obstáculos que enfrentó para emigrar a Chile, donde nació Kreutzberger el 28 de diciembre de 1940.

También comenta su determinación de dejar el negocio familiar y probar suerte en el incipiente mundo de la televisión, así como su deseo de preservar el Teletón de Chile, el evento benéfico que había fundado en 1978, que en su más reciente edición recaudó $ 52 millones. que se asignó a 14 instituciones que se especializan en ayudar a los niños con discapacidad.

El libro “Con ganas de vivir” destaca cómo Sábado Gigante se convirtió en un foro obligatorio para que los candidatos presidenciales de Estados Unidos trataran de atraer el voto latino. George W. Bush, Al Gore, John Kerry, Barack Obama y John McCain fueron invitados al programa.

“Lamentablemente debo admitir que, si estas entrevistas tuvieran que hacerse hoy, quince años después, las preguntas serían casi las mismas», explica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *