Elisa Loncón, el orgullo mapuche ante nueva constitución de Chile

Elisa Loncón, el orgullo mapuche ante nueva constitución de Chile. La primera persona en presidir la recién creada Convención Constitucional de Chile es la mapuche Estela Loncón, una historia del país profundo.

Elisa Loncón constitución Chile

En la década de 1970, cuando Elisa Loncón crecía, tenía que viajar 8 km (cinco millas) para llegar a la escuela. Su familia, de la comunidad indígena mapuche de Chile, vivía en la pobreza en una aldea remota en el sur de la región de la Araucanía. No había nadie que la llevara a clases y, muy a menudo, la única forma de hacer el viaje era a pie por caminos de tierra.

Su madre era una criada que amaba la poesía. Su padre, un carpintero, había aprendido a leer por sí mismo a los 17 años. La vida era difícil y, algunos días, sus padres luchaban por dar de comer a Loncón y sus seis hermanos. Tampoco fue fácil en la escuela, por los constantes abusos que sufría por sus raíces indígenas.

Pero ella no se rindió.

«Vengo de una familia sencilla. Como todas las familias mapuche, enfrentamos dificultades», dijo recientemente en una entrevista al diario español El País. Los mapuche son el grupo étnico indígena más grande de Chile, con un idioma común y una estructura social, religiosa y económica compartida. Pero casi no tienen derechos garantizados. «Nos mantuvimos fieles a nuestros valores», dijo, «inspirados por las normas colectivas, la memoria, la historia».

Finalmente dejó el pueblo llamado Lefweluan, donde todavía viven la mayoría de sus parientes, y se graduó como profesora de inglés. Luego obtuvo un doctorado en humanidades de la Universidad de Leiden, en Holanda, y otro doctorado en literatura de la Pontificia Universidad Católica de Chile, antes de convertirse en profesora de tiempo completo en la Universidad de Santiago.

Paralelamente a su impresionante labor académica, Loncón se embarcó en una lucha por defender a los mapuche. Se convirtió en una reconocida activista y, a principios de este año, fue elegida para uno de los 17 escaños reservados para representantes de los pueblos originarios en la Convención Constitucional, el organismo que redactará una nueva constitución para un Chile profundamente dividido.

Momento histórico

Fue un momento histórico. Las comunidades nativas han tenido poco que decir en el funcionamiento del país hasta la fecha, y Chile nunca antes se había definido como una nación multicultural. Los pueblos indígenas ni siquiera se mencionan en la constitución actual, que se remonta a la dictadura militar de derecha de Augusto Pinochet, quien gobernó entre 1973 y 1990.

Y este mes, en una decisión cargada de simbolismo, fue elegida para presidir la convención de 155 miembros que, por primera vez, propone el reconocimiento de los pueblos originarios del país.

Con el puño cerrado por encima de la cabeza, Loncón, de 58 años, aceptó el cargo, en medio de ruidosas celebraciones. «Saludo al pueblo de Chile del norte a la Patagonia, del mar a la montaña, a las islas, a todos los que nos miran hoy», dijo, enarbolando una bandera mapuche.

“Agradezco el apoyo de las distintas coaliciones que depositaron su confianza y sus sueños en manos de la nación mapuche, que votó por una persona mapuche, una mujer, para cambiar la historia de este país”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico