Elisa Loncon: “En Chile la democracia necesita oxígeno”

Elisa Loncon: “En Chile la democracia necesita oxígeno”. Académica especializada en estudio de lenguas indígenas, Elisa Loncon es una voz del pueblo mapuche de Chile, reclamando más democracia.

Elisa Loncon Chile democracia

Por David Sadler

Elisa Loncon fue elegida, en julio de 2021, para la presidencia de la convención encargada de redactar la nueva Constitución de Chile, que se votará el 4 de septiembre en referéndum. En una papeleta obligatoria, los chilenos tendrán que decir si aceptan (apruebo) o rechazan (rechazo) el texto destinado a sustituir la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet.

De paso por Francia, Elisa Loncon participa en el festival Agir pour le vivant de Arles. En el programa: un diálogo con el filósofo Edgar Morin y la presentación de la exposición de fotografías “Bosques Geométricos”, que recorre las luchas de los mapuche por defender la selva frente al desarrollo del monocultivo de la industria papelera.

Después de un año de trabajo, ¿con qué ánimo afronta el referéndum, etapa final del proceso constituyente?

Estoy plenamente satisfecha con el texto humanista que hemos logrado redactar. Nuestra propuesta de Constitución abre nuevos caminos democráticos, al situar la paridad y la pluralidad de culturas en el centro del sistema político. Reconoce los derechos de todos y afirma las normas necesarias para la convivencia respetando las diferencias, sean de género, religión u origen.

Pero también me preocupa que no pase, porque últimamente parece que el rechazo se ha apoderado de mí. Los defensores de la derecha se oponen a ella y difunden información falsa, buscando convencer con mentiras a ciudadanos desinformados. Nos presentan como queriendo dividir al país mientras nuestro enfoque apunta, por el contrario, a unir a Chile en su diversidad.

Participación ciudadana

En otro pasaje, la chilena afirma: «Esto es preocupante, porque una democracia no se construye sobre mentiras, necesita ética y participación ciudadana informada. Soy lingüista y, para mí, el lenguaje es un instrumento de diálogo y paz, no una herramienta de mentiras. Hasta ahora, no ha ganado ni la aprobación ni el rechazo. Dado que votar es obligatorio, muchos jóvenes de 18 años votarán y es probable que marquen la diferencia».

¿Cómo se organizó el trabajo?

El proceso nació en 2019 de una decisión parlamentaria para buscar una salida a la revuelta social y la crisis política que atravesaba el país. Cerca del 80% de los chilenos exigieron en referéndum la promulgación de una nueva Constitución, no por diputados o expertos, sino por ciudadanos elegidos democráticamente, entre ellos la mitad de ellos mujeres e integrando a representantes de los pueblos indígenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *