Empresas de Singapur ponen foco en Chile y la región

Empresas de Singapur ponen foco en Chile y la región. Debido a las oportunidades en Chile y América Latina para las empresas de Singapur, el fenómeno ya comienza a dar resultados en comercio internacional.

Empresas Singapur Chile

En julio, junto con Chile, Colombia, México y Perú, la Alianza del Pacífico dio la bienvenida a Singapur como su primer Estado Asociado.

La Alianza del Pacífico se lanzó hace apenas 10 años con la intención de promover el desarrollo de los países miembros con una mayor integración económica, así como de potenciar el comercio con la región de Asia-Pacífico.

En la actualidad, las cuatro economías tienen una población combinada de 231,6 millones y un producto interno bruto (PIB) de más de 1,8 billones de dólares EE.UU., lo que representa alrededor del 42 por ciento del PIB de la región.

La asociación de Singapur marca un hito en el décimo aniversario de la Alianza del Pacífico, brindando a las empresas e inversionistas de América Latina y Singapur una ventana de oportunidad para mejorar sus relaciones económicas, atraer inversiones, expandir mercados e impulsar el acceso de proveedores de servicios en una amplia gama de sectores.

Países con ideas afines

Chile es un viejo amigo de Singapur. No solo existen fuertes relaciones diplomáticas, sino que los países también están fuertemente comprometidos con el libre comercio y un sistema multilateral basado en reglas.

Chile y Singapur también son miembros de la Organización Mundial del Comercio y de la Cooperación Económica Asia-Pacífico, donde se ha trabajado para desarrollar estrategias para fortalecer el sistema comercial multilateral y colaborado para facilitar el comercio en la Cuenca del Pacífico.

Somos socios comerciales del Acuerdo P4 y signatarios originales del Acuerdo Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico. Asimismo, así como Singapur es un centro comercial en el sudeste asiático, Chile se ha convertido en el centro comercial de América Latina.

Chile está conectado globalmente a través de una red de 30 acuerdos de libre comercio (TLC) con 65 economías, reducciones arancelarias cercanas al 88 por ciento del PIB mundial y acceso al mercado para cinco mil millones de consumidores.

Como comerciantes mundiales, Singapur y Chile son conscientes de que las empresas necesitan tener la certeza de que sus inversiones y propiedad intelectual estarán adecuadamente protegidas, y que las regulaciones locales se aplicarán de manera justa y transparente.

A las empresas de Singapur, al igual que a todos los demás inversores extranjeros, se les garantiza, entre otras cosas, su derecho a la libre circulación de capitales y su derecho a apelar en caso de que surja una disputa con el Estado.

Comercio digital

Como hemos visto, las medidas adoptadas por los gobiernos de todo el mundo a la luz de la pandemia han acelerado la conectividad digital.

En este contexto, Chile, Singapur y Nueva Zelanda firmaron el Acuerdo de Asociación de Economía Digital (DEPA) en 2020, estableciendo un camino para alinear nuestros sistemas para interoperar y facilitar el comercio digital de extremo a extremo, promoviendo la innovación basada en datos a través de las fronteras.

DEPA es un marco que tiene como objetivo reducir los costos de operaciones para las empresas y mejorar su acceso a los mercados de los demás.

Puede parecer que el Océano Pacífico nos divide, pero se está tendiendo un cable submarino de fibra óptica de 13.180 km de largo a través del Pacífico Sur para mejorar la conectividad digital entre nuestros continentes.

Además, bajo la reciente asociación entre Singapur y la Alianza del Pacífico, hay capítulos de comercio electrónico y telecomunicaciones que establecen un marco para el comercio digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico