Estados Unidos redobló postura dura contra Cuba

Estados Unidos redobló postura dura contra Cuba. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, redobló su postura dura y las sanciones contra Cuba después de las históricas protestas en la isla.

Estados Unidos Cuba

El presidente Joe Biden calificó a Cuba de “estado fallido” a raíz de las protestas del 11 al 12 de julio por una crisis económica y restricciones a las libertades. Su administración impuso nuevas sanciones a quienes tomaron medidas enérgicas contra los manifestantes y prometieron que vendrían más acciones, como esfuerzos para ayudar a los cubanos a eludir la «censura».

Si bien las nuevas sanciones son en gran parte simbólicas, sugieren que no se producirá un regreso a un período de distensión bajo el ex presidente Barack Obama.

Los gobiernos de derecha de Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala y Honduras se unieron a Estados Unidos la semana pasada para emitir una declaración condenando los arrestos masivos y pidiendo la restauración total del acceso interrumpido a Internet.

Sin embargo, solo 20 ministros de Relaciones Exteriores de todo el mundo se unieron para firmar la carta, lo que indica cuán relativamente aislado está Washington en su política hacia Cuba, dijeron analistas. Incluso los aliados de Estados Unidos como Canadá, que han condenado la represión cubana y apoyado el derecho a la libertad de expresión de los manifestantes, no firmaron.

Mientras tanto, los aliados izquierdistas de Cuba en América Latina y otras naciones insulares del Caribe han centrado su reacción en la contribución del embargo estadounidense a la actual crisis humanitaria del país, instando a Washington a levantar las sanciones. México, Nicaragua, Venezuela y Bolivia han enviado ayuda.

Algunos países de la región también han advertido contra la intromisión de Estados Unidos en los asuntos internos de Cuba.

Divisiones regionales

Estas divisiones regionales salieron a la luz la semana pasada cuando la Organización de Estados Americanos tuvo que posponer una reunión sobre la situación de los derechos humanos en Cuba debido a las objeciones de más de una docena de Estados miembros.

«Cualquier discusión solo podría satisfacer a los halcones políticos con miras a las elecciones de mitad de período en Estados Unidos, donde ganar el sur de Florida con el respaldo de los exiliados cubanos sería un premio», escribió el embajador de Antigua y Barbuda ante la OEA, Ronald Sanders, en una columna publicada en plataforma digital Caribbean News Global.

“La tarea de la OEA debe ser promover relaciones pacíficas y de cooperación en el hemisferio, no alimentar divisiones y conflictos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico