Feminismo radical de América Latina se extiende al mundo

1 min read

Feminismo radical de América Latina se extiende al mundo. En The New York Times se destaca el papel de las mujeres en Chile, Brasil y Argentina como motor del fenómeno social.

Feminismo América Latina

Durante el proceso de selección del jurado para el juicio penal de Harvey Weinstein este mes, docenas de mujeres se reunieron frente a un tribunal de Manhattan para realizar una versión del baile y canto conocido como «Un Violador en tu Camino».

Primero en español, luego en inglés, cantaron:» El patriarcado es nuestro juez que nos encarcela al nacer / y nuestro castigo es la violencia que no se ve».

Esta actuación, que rápidamente se volvió viral, fue creada el año pasado por el colectivo feminista Lastesis, con sede en Valparaíso. Se basa en el trabajo de la antropóloga argentino-brasileña Rita Segato.

La letra describe cómo el Estado defiende las violaciones sistemáticas de los derechos de las mujeres, a través de instituciones como el poder judicial y la policía. No se trata solo de que los miembros de esas instituciones simplemente ignoren las quejas, mirando hacia otro lado, dudando de las víctimas, sino que a menudo son los propios perpetradores. «Este estado opresivo es un violador machista», dice el canto.

«Un Violador en tu Camino» fue interpretado por primera vez frente a una estación de policía por un pequeño grupo durante una protesta en Valparaíso el 20 de noviembre. Luego, cientos de activistas lo repitieron cinco días después en Santiago en el Día Internacional para La eliminación de la violencia contra las mujeres.

A principios de diciembre, un grupo de miles lo cantó en el Estadio Nacional de Santiago, que fue un centro de detención y tortura durante la dictadura militar de Chile.

Feminismo global

A partir de ahí, se ha extendido por todo el mundo: Londres, Berlín, París, Madrid, Barcelona, ​​Tel Aviv, Nueva Delhi, Tokio, Beirut, Estambul, Ciudad de México, Caracas, Lima, Buenos Aires, entre otros lugares. En Manhattan, según The Associated Press, causó «una conmoción tan fuerte que se podía escuchar en una sala del tribunal del piso 15».

El baile coreografiado comienza con un ritmo de batería, mientras las mujeres hacen un movimiento de lado a lado y pisotean el ritmo con los pies. Muchos versos hablan universalmente sobre la violencia contra las mujeres: mencionan la violación, el feminicidio y la impunidad para los asesinos.

Las activistas llevan una venda de encaje negro como símbolo de las formas a menudo invisibles en que las mujeres se vuelven vulnerables, pero también como un guiño a los cientos de personas que fueron parcialmente cegadas por la policía chilena en los últimos tres meses, en medio de las protestas en curso.

GANAS DE MENDOZA
HOTELGUARANI
HOTELGUARANI