Fernández, «neo comunista» argentino viajará a Rusia y China

Fernández, «neo comunista» argentino viajará a Rusia y China. El argentino Alberto Fernández emprenderá un viaje psicodélico por Rusia y China, al encuentro con sus aliados Vladimir Putin y Xi Jinping.

Fernández Rusia China

Fernández almorzará con el presidente ruso el jueves, en el Kremlin. Será un encuentro en el que el argentino buscará mantenerse al margen del conflicto por Ucrania en un difícil equilibrio con Washington. Solo estará en Moscú unas horas.

Tendrá varias actividades con el presidente chino, entre ellas la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno, el viernes 4, y la otra es la bilateral entre ambos, el domingo 6. Eso en Pekín, donde el sábado realizará una serie de visitas a los lugares emblemáticos que mezclan la historia milenaria del Imperio y el triunfo de los comunistas.

En tanto, el lunes 7, ya de vuelta en Argentina y con escala en Madrid, viajará a Bridgetown para reunirse con la primera ministra Mia Mottley, buscando celebrar que Barbados acaba de independizarse de la corona británica.

Fernández emprende este viaje un poco más aliviado, tras el inicio de entendimiento con el Fondo Monetario Internacional anunciado el viernes pasado, que apunta a cerrar una reprogramación de pago de deuda por US$ 44.000 millones, y que también siguieron con atención en Rusia y China, pero sobre todo los chinos, que tienen un pipeline de proyectos de financiación de obras públicas y un posible refuerzo a las magras reservas de divisas del Banco Central.

Por lo demás, en los últimos días, el embajador en Beijing, Sabino Vaca Narvaja, transmitió reiteradamente el mensaje chino de que era necesario “cerrar con el Fondo de la mejor manera”. Las negociaciones para el nuevo canje las realiza el titular del BCRA, Miguel Pesce, con el Banco Popular de China. La repercusión del acuerdo con el Fondo en la prensa oficial china fue satisfactoria.

Ruta de la Seda

Uno de los aspectos más importantes de este viaje es la adhesión de Argentina a la Ruta de la Seda, para la cual China financiará casi una veintena de proyectos.

Será el canciller Santiago Cafiero, hombre de confianza del Presidente y único ministro que viaja a Rusia y China, quien suscriba el memorando de entendimiento de la iniciativa también conocida como “One Belt, One Route”, con las autoridades de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR).

Esto implicará endeudarse con China, y entre los proyectos más importantes para los asiáticos está la reactivación de las obras de las presas de Santa Cruz -de las que China se había retirado molesta por la falta de avances en las mismas- y el interés en la construcción de una central nuclear, proyectos ferroviarios y eólicos y su participación en la hidrovía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.