Hidrógeno verde en Chile, un camino con obstáculos

Hidrógeno verde en Chile, un camino con obstáculos. Con una posición privilegiada en el mundo para producir hidrógeno verde e impulsar el desarrollo del nuevo combustible, Chile debe superar ciertos escollos.

Hidrógeno verde Chile

La Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde tiene como objetivo que Chile produzca el hidrógeno verde más barato del mundo para 2030, se convierta en un importante exportador para 2040 y alcance una capacidad de electrólisis de cinco gigavatios (GW) para 2025.

“Nuestro principal objetivo es convertirnos en uno de los tres principales exportadores de hidrógeno verde en todo el mundo para 2030, produciendo aproximadamente 2.500 millones de dólares cada año al menor costo global”, dijo el ministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet.

“Estamos extraordinariamente bendecidos con algunos de los mejores recursos solares y eólicos del mundo”, dijo, en alusión a la fuerte radiación solar en el norte del desierto de Atacama y los fuertes vientos en la Patagonia, en la región sur de Magallanes.

Chile aumentó la meta de generación de electricidad limpia al 40 por ciento para 2030, coincidiendo con la inauguración el 8 de junio en la región norte de Antofagasta del Complejo Cerro Dominador, que se convirtió en la planta solar más grande de América Latina. Un objetivo en el que el hidrógeno verde empieza a entrar en la ecuación.

Según los cálculos de Jobet, para 2030 Chile producirá hidrógeno a 1,50 dólares el kilo, un precio competitivo con los combustibles fósiles. El ministro prevé un mercado potencial de 25 mil millones de dólares ese mismo año.

Fuentes limpias

El hidrógeno, el elemento más abundante del universo, ya se utilizaba para refinar petróleo, metanol o acero, por ejemplo, pero se generaba a partir de fuentes fósiles, contribuyendo así a la emisión de gases contaminantes.

El hidrógeno verde o renovable, en cambio, es un combustible obtenido por electrólisis del agua, proceso que separa el hidrógeno del oxígeno contenido en el agua, utilizando electricidad de fuentes limpias, como la solar y la eólica, para no contribuir a calentamiento global.

La energía representa el 70 por ciento del costo de este proceso, por lo que es fundamental impulsar la caída constante de los precios de estas fuentes en el país.

Marcelo Mena, profesor de la Universidad Católica de Valparaíso, exministro de Medio Ambiente y miembro del Comité Asesor de Hidrógeno Verde del gobierno, dijo que la Estrategia «es posible, pero requiere un cambio en la forma en que se hace la política industrial en Chile».

“A diferencia de la historia, donde las ideologías han llevado a los gobiernos a decir que el mercado tiene que elegir a los ganadores y no a los Estados, yo creo que aquí tenemos que elegir, apostar y buscar ventajas comparativas. Apostando por lo que es Chile en cuanto a su producción”, remató.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico