Inflación en alimentos, el fenómeno global post pandemia

Inflación en alimentos, el fenómeno global post pandemia. Estamos en un período de inflación de materias primas sin precedentes, dijo el director ejecutivo de Unilever, Alan Jope, traduciendo el alza global en alimentos.

Inflación alimentos

Los costos de varios alimentos básicos han aumentado durante todo el año, incluidos algunos que no han aumentado en décadas. Las carnes están experimentando grandes aumentos, con el precio del pollo subiendo un 8% y el cerdo y la carne de vacuno aumentando alrededor del 5%.

Según Statistics Canada, alimentos básicos para el desayuno han aumentado significativamente desde enero, entre 6 y 17%. El Informe de precios de los alimentos de Canadá predice que aumentarán un 5% más este año.

En Estados Unidos, los precios al consumidor alcanzaron su nivel más alto en 13 años en mayo, aumentando un 5% desde mayo de 2020. El Departamento de Trabajo de Estados Unidos dice que el aumento de los costos de los productos cárnicos y horneados lideró el aumento de los precios de los alimentos.

Según Business Insider , los precios de los alimentos en EE. UU. están aumentando junto con una inflación más amplia, con el IPC alcanzando el 5,4% en junio. Los precios están subiendo debido a que los productos básicos se vuelven cada vez más difíciles de obtener, con retrasos en los envíos, escasez de mano de obra y sequías severas en varios países.

El Departamento de Agricultura de EE. UU. informa que en lo que va de 2021, los precios de los comestibles han aumentado un 1,6% en comparación con el mismo período del año pasado, mientras que los precios de las comidas en restaurantes y para llevar han aumentado un 2,8%. El IPC de todos los alimentos ha subido un 2,1% de media.

Al costo de los alimentos se suma el precio del flete. Una escasez global de transporte de contenedores ha dificultado y encarecido el transporte de mercancías.

FMI

El Fondo Monetario Internacional dijo en junio que las tarifas de transporte marítimo, medidas por el Baltic Dry Index, han aumentado entre dos y tres veces en los últimos 12 meses. El FMI observa que la gasolina más cara y la escasez de conductores de camiones en algunas regiones están elevando los costos de transporte, que se espera que eventualmente se sumen a la inflación de los alimentos para el consumidor.

COVID-19

La pandemia de coronavirus ha ejercido una tremenda presión sobre las cadenas de suministro y los precios de muchos productos agrícolas, como los cereales, el maíz y la soja se han disparado. Debido a que estos productos básicos se utilizan en la alimentación animal, los precios más altos generalmente se transmiten a lo largo de la cadena de suministro al costo de las carnes, incluido el pollo, el cerdo y la carne de res.

Según el índice de precios de los alimentos de las Naciones Unidas en mayo los precios mundiales de los alimentos aumentaron mes a mes, durante el último año. El quinto mes también vio el aumento mensual más pronunciado en los precios promedio de los alimentos en más de una década, con un pico de 4.8% de abril a mayo, informó CNN.

Un economista senior de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación afirma que la sorprendente demanda de maíz en China, una sequía en curso en Brasil y un mayor uso global de aceites vegetales, azúcar y cereales han provocado que los precios suban rápidamente en todo el mundo.

Es tentador echarle la culpa al aumento de los precios de los alimentos directamente a la pandemia; sin embargo, en algunos sectores, el aumento de los precios es anterior al Covid-19.

Precios todavía en alza

Si bien los precios de muchos alimentos han subido, es posible que aún les quede mucho más por recorrer, ya que, según el FMI, normalmente se necesitan entre 6 y 12 meses para que los precios pagados por los consumidores reflejen los cambios en los precios al productor.

Estos últimos han alcanzado máximos de varios años, aumentando desde su mínimo relacionado con el virus en abril de 2020 en un 47,2% hasta sus niveles más altos en mayo de 2021, desde mayo de 2014. Por ejemplo, los precios de la soja y el maíz aumentaron un 86% y un 111% respectivamente, año tras año.

El FMI declara que hay tres factores detrás del aumento vertiginoso de los precios al productor: alta demanda de alimentos básicos, especialmente de China, ya que los países acumularon reservas de alimentos debido a las preocupaciones relacionadas con la pandemia sobre la seguridad alimentaria; el fenómeno meteorológico de La Niña en 2020-21, que provocó condiciones secas y malas cosechas en países exportadores de alimentos clave como Estados Unidos, Brasil, Argentina, Rusia y Ucrania; y fuerte demanda de biocombustibles.

Una vez más, la pandemia ciertamente ha influido en los aumentos de los precios de los alimentos, pero sería un error pensar que la inflación disminuirá una vez que termine la pandemia. El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Jerome Powell, ha dicho con frecuencia que la inflación actual del 5,4%, muy por encima del objetivo del 2% de la Fed, es transitoria.

No son pocos los que fruncen el ceño ante tal aseveración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico