Instituto Vilapriño en Mendoza, historia de un rehén

Instituto Vilapriño en Mendoza, historia de un rehén. Un caso reciente en el Instituto Vilapriño de atención privada psiquiátrica en Mendoza pone en alerta a la sociedad por internaciones no voluntarias.

Instituto Vilapriño Mendoza

El Instituto Vilapriño es una clínica de Psiquiatría de la vecina provincia de Mendoza, en Argentina. Esta entidad nació hace siete años y está representada y dirigida por sus dos Directores Médicos y Fundadores, Manuel Vilapriño y Juan José Vilapriño.

Un caso por demás curioso se ha producido en uno de sus centros de internación (Pedro B . Palacios 944), a raíz de la situación de un paciente que se ha convertido en verdadero rehén del sistema.

Se trata de Nicolás Anguita, quien reclama atención sobre su reclusión allí, con derivaciones judiciales que parecen excesivas para una persona en su estado. Es mayor de edad, con perfil de deportista destacado y creativo en trabajos de diseño.

La ley 26657 de salud mental estaría siendo no cumplida, en tanto la privación de su libertad se contrapone con algunos de los destacados de la norma vigente en Argentina.

Muy en especial en el artículo 7, inciso c, que preserva el “derecho a recibir una atención basada en fundamentos científicos ajustados a principios éticos”.

La situación debería solucionarse con un informe médico concluyente, que fue realizado a instancias de la madre de Anguita. Se trata de lo expresado recientemente por un prestigioso miembro de la comunidad psiquiátrica de Mendoza.

Certificado extendido por el doctor Manuel Armando Gagliardi

Certificado médico

“Dejo constancia de estar a la espera del paciente Nicolas Hugo Anguita (DNI 44.309,829) para seguir el tratamiento establecido. De modo tal que solicito sea dado de alta bajo la responsabilidad de su madre y la mía como profesional”.

Es el testimonio del doctor Manuel Armando Gagliardi, el 25 de enero de 2022. Gagliardi es una autoridad más que competente: Master en Administración de Salud, ex docente Cátedra de Farmacología UNCuyo, y ex jefe de guardia de Hospital Carlos Pereyra.

Sergio Anguita, el padre de Nico, es una pieza clave en tanto se resiste a normalizar la situación, y lejos de eso, la empeora. Las motivaciones son desconocidas, pero la realidad es que parte de este problema está en sus manos. Con su anuencia el paciente fue internado involuntariamente, pese a que no lo merece.

Las tratativas en la justicia se aceleran debido a que el paciente no se encuentra cómodo ni tampoco bajo tratamiento adecuado.

Testimonio

La madre de Nicolás Anguita está reclamando por los derechos que le asisten a su hijo. Alejandra Valente ha recurrido a todas las vías para recuperar a Nicolás, su hijo. Confía en que pronto ambos estarán juntos y que toda esta historia haya sido una pesadilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.