Isla del sur de Chile puede quedarse sin luz por corrupción

Isla del sur de Chile puede quedarse sin luz por corrupción

Ex alcalde malversó fondos públicos

El ex alcalde de Las Guaitecas -un archipiélago de Chiloé distante a 1.200 kilómetros al sur de Santiago- junto a tres funcionarios del municipio y la esposa de uno de ellos, enfrentan cargos por malversación de fondos y fraude al fisco por 341 millones de pesos, por lo que arriesgan condenas que pueden ascender a los 12 años de cárcel.

Los involucrados usaban los recursos entregados por el Estado para financiar en parte el combustible necesario para dotar de luz a la localidad de Melinka, por lo que los vecinos se encuentran alarmados ante la posibilidad de quedar sin electricidad de un minuto a otro.

Los hechos se remontan a 2016, cuando un informe de la contraloría dejó en evidencia irregularidades en la administración de la comuna de Las Guaitecas cuando estaba a cargo del exalcalde Cristian Alvarado y su jefe de finanzas Raúl Mancilla, quienes idearon un plan para mal utilizar fondos públicos. Tras el informe del organismo contralor, la Policía de Investigaciones (PDI) y el Ministerio Público iniciaron una investigación contra ambos personeros, la que sacó a la luz los delitos cometidos.

La investigación arrojó que el exalcalde, su jefe de finanzas, su esposa y el contador de la planta eléctrica más un segundo contador externo, realizaron operaciones fraudulentas para traspasar fondos públicos directamente a sus cuentas personales. Para ello, usaron facturas ideológicamente falsas que aparentaban la compra de combustible que necesitaba la planta eléctrica municipal, pero los recursos estatales no se ocupaban para ese fin. Por lo anterior, el fraude está a punto de dejar sin luz a toda la isla de Melinka.

Esta falta de control fue criticada por el actual edil, Marcos Silva. El personero lamentó que los recursos que deberían haber sido ocupados en la planta eléctrica municipal fueran destinados a otros usos, que nada tienen que ver con los beneficios a los vecinos locales. La autoridad aclaró que la planta recibe una subvención del 40% de sus gastos por parte del Estado, figura que fue aprovechada por los involucrados para usar los dineros a su favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *