La mansión de Alexis Sánchez, ¿una trampa mortal?

La mansión de Alexis Sánchez, ¿una trampa mortal?

Derrumbe y denuncias de vecinos

El coloso arquitectónico de Alexis Sánchez se ha llenado de críticas por supuestas falencias en su construcción y peligro de derrumbe. Así lo denuncian sus vecinos que están preocupados debido a informes externos que ellos mismos han recogido que describen un peligro inminente de derrumbe.

En una verdadera preocupación comunitaria se ha convertido la mega mansión que el futbolista Alexis Sánchez construyó en Chile, luego que un grupo de vecinos denunciara el derrumbe de un muro de contención perimetral del hogar, lo que pondría en riesgo la estructura y la vida de quienes viven allí.

El hogar del goleador histórico de la Selección Chilena se encuentra ubicada en Santiago, específicamente en el sector de Lo Curro, una exclusiva zona ubicada en la comuna de Vitacura. A los pies del Cerro Manquehue, la casa de 700 metros cuadrados consta de cuatro baños en suite, sauna, cava de vinos y además de una serie de terrazas. Su construcción tardó tres años y se estima, según información de la época, que su costo aproximado fue de 1.700 millones (alrededor de USD 2.440.424).

Sin embargo, desde hace al menos una semana, el hogar ha pasado de ser una joya de la arquitectura moderna, a una verdadera preocupación para los vecinos, quienes denunciaron supuestas falencias y daños en la construcción, y hasta la caída de un muro de esta mansión que ellos apodaron como “La Bestia” por sus grandes dimensiones.

Según el testimonio de un vecino del sector, el sociólogo Pablo Huneeus, las sospechas por la calidad de la mansión se iniciaron en una noche de un sábado. “Esto fue un sábado en la noche, los vecinos lo sentimos. El muro reventó, como cuando se empuja un montón de tierra y corre hacia abajo”, detalló Huneeus.

El testimonio de Huneeus a BioBioChile también precisó que tras la caída de este muro, él cree que “el desplome empezó, y puede seguir”, y que “no es seguro ni para Alexis Sánchez ni para nadie dormir o estar ahí. Eso se puede ir de golpe, en 6 meses más”, puntualizó el vecino del “Niño Maravilla”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *