La Niña, fenómeno podría relevar El Niño del Pacífico

La Niña Océano Pacífico

La Niña, fenómeno podría relevar El Niño del Pacífico. Por qué La Niña es el fenómeno que podría tomar el relevo de El Niño en el Océano Pacifico. Recomendaciones.

La Niña Océano Pacífico

La Niña El Niño Pacífico

El Niño, este fenómeno climático que calienta el agua y la atmósfera, pronto desaparecerá. La Niña podría tomar el relevo pero, ¿qué es? ¿Qué debemos esperar en las próximas semanas?

El Niño es un fenómeno climático que provoca un aumento generalizado de las temperaturas y promueve episodios climáticos extremos en determinadas partes del globo. Esto resulta en un movimiento de aguas cálidas del Océano Pacífico de oeste a este, cerca de las costas de América del Sur.

La Niña es un fenómeno inverso que se materializa en un enfriamiento de las aguas del Pacífico y provoca un descenso generalizado de las temperaturas.

Una fase menos conocida que El Niño

Según datos del Observatorio Europeo Copérnico, la temperatura media del agua superficial alcanzó los 21,06°C en febrero, un récord mensual histórico. Un fenómeno ligado a la inercia térmica de los océanos, sumado al calentamiento global y al fenómeno de El Niño.

Este último alcanzó su punto máximo en diciembre y, por lo tanto, debería disminuir y eventualmente dar paso a La Niña, según la Organización Meteorológica Mundial.

“Si esta fase llamada de La Niña es menos conocida que su contraparte de El Niño, probablemente se debe a que hubo pocos episodios en los que realmente se manifestó durante las últimas dos décadas”, indica Météo France.

Se espera el regreso de La Niña este invierno o primavera.

La agencia oceanográfica estadounidense NOAA pronostica el regreso de La Niña, con su efecto refrescante, para estas estaciones. Un fenómeno que, sin embargo, no debería provocar un descenso de las temperaturas, favorecido por el calentamiento global.

Si La Niña regresa, esto provocaría un enfriamiento de las aguas ubicadas en el Pacífico ecuatorial oriental, frente a las costas de Perú, así como una temperatura del aire más baja de lo habitual.

Este fenómeno oceánico tendrá un impacto mecánico en la media global y podría provocar importantes sequías (Oriente Medio, Estados Unidos) o fuertes lluvias (Sur de Asia) según las regiones del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *