Liga Marítima de Chile, denuncia «amenaza interna»

Liga Marítima de Chile, denuncia «amenaza interna». El Almirante retirado Miguel Ángel Vergara de la Liga Marítima de Chile se refirió a inquietante de «amenaza interna».

Liga Marítima Chile

Miguel Ángel Vergara pronunció un insólito discurso ante el alto mando de la Armada de Chile, presidido por el Comandante en Jefe Juan Andrés de la Maza. El Almirante habló en un evento que organiza todos los años la Liga Marítima de Chile, un grupo de oficiales retirados, para conmemorar el 21 de mayo, Día de la Gloria Naval.

Vergara, en su rol de ex Comandante en Jefe de la Armada y presidente de la Liga Marítima, declaró que ante el “clima de inseguridad que vive Chile y la creciente pérdida de valores patrios”, los de la Armada deben estar preparados y dispuesto a ser convocado, debido a lo que denominó “la amenaza interna”.

“Creemos que en la situación que atraviesa nuestro país, donde ciertas ideologías se empeñan en borrar nuestras tradiciones y reescribir la historia, conviene recordar el espíritu de sacrificio y amor a la patria de nuestros héroes”, fueron algunas de las palabras iniciales del Almirante retirado.

El discurso fue transmitido por la Compañía Océano, un medio de comunicación especializado en informar sobre hechos relacionados con los puertos.

Ante la presencia del Almirante de la Maza, el Vicealmirante Alberto Soto y otros miembros del alto mando, Vergara continuó: “Más que nunca necesitamos heroísmo para vencernos, y luego salir a enfrentar con decisión los desafíos que nos presenta el actual la atmósfera nos impone. Los tiempos que estamos viviendo, donde pareciera que todos nuestros valores y principios están siendo trastornados. Hay un clamor por los hombres y mujeres que son fieles a sus convicciones”.

Seguridad Nacional

A partir de ahí, el discurso de Vergara se hizo aún más duro, aludiendo a la “amenaza interna”, ese nefasto concepto de Guerra Fría que forma parte de la Doctrina de Seguridad Nacional chilena.

“La patria puede enfrentar amenazas no solo de fuerzas externas, sino también, y quizás más graves, de adentro, de manera tortuosa. Por eso, si llegara a ser necesario, los marineros que tenemos el corazón en el lugar correcto deberíamos estar preparados para saltar a bordo, dejando atrás nuestras comodidades, como tantos otros que nos precedieron”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.