Lima bajo amenaza de desabastecimiento, conflicto con Repsol

Lima bajo amenaza de desabastecimiento, conflicto con Repsol. La decisión del presidente Castillo en Perú de parar las actividades de carga y descarga de hidrocarburos en La Pampilla, de Repsol, impacta en Lima con desabastecimiento.

Lima desabastecimiento Repsol

La decisión del gobierno de Castillo en Perú de parar las actividades de carga y descarga de hidrocarburos en La Pampilla (Repsol), instalación que abastece el 40% del mercado nacional de combustibles, ha desatado la alarma sobre un inminente desabastecimiento de diésel y gasolina en Lima.

De hecho, los operadores portuarios y aeroportuarios con sede en el país han advertido que la medida decretada por la Oefa dejaría sin combustible a las naves que hacen escala en el Callao y complicaría los vuelos nacionales e internacionales en el aeropuerto Jorge Chávez.

De igual forma, la Asociación de Grifos y Estaciones de Servicio del Perú (AGESP) ha manifestado su profunda preocupación ante un potencial desabasto de combustible para el transporte local, regional y nacional con consecuencias imprevisibles ”. Pero, ¿cuándo ocurriría este temido percance?

El viceministro de Minería e Hidrocarburos reconoció ante el Congreso de la República la posibilidad de desabastecimiento. Precisó, sin embargo, que esperaba recibir información de Repsol, Osinergmin y Petro-Perú sobre cuándo ocurrirá esto.

Gobierno negligente

Sin embargo, el presidente de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos , Felipe Cantuarias, dijo que había sido advertido por el Minem que solo quedaría combustible almacenado “ para los próximos cinco días ”.

José Mansen, especialista en seguridad de hidrocarburos, sostiene que ese cálculo no es exacto porque la ley exige que todas las refinerías y terminales de hidrocarburos garanticen 15 días de suministro.

De hecho, Repsol informó ayer que La Pampilla cuenta con un inventario que cumple con los requisitos de la ley peruana en lo que respecta a inventarios de productos”.

“ Eso significa que la refinería debe tener combustible para 15 días, si la prohibición del Ejecutivo la encuentra con las bodegas llenas”, señala el especialista en hidrocarburos César Gutiérrez.

Pero no solo eso, especifica que La Pampilla también cuenta con un stock de crudo por refinar, que podría ser utilizado para producir más productos terminados (diésel y gasolina), si Repsol quisiera procesarlos.

Se trata, comenta el especialista, de un volumen difícil de cuantificar, ya que Repsol no lo ha hecho público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *