Lithium Chile avanza en dos proyectos distintos

Lithium Chile avanza en dos proyectos distintos. La minera están preparando la perforación en sus proyectos Coipasa y Turi, en el norte del país.

Lithium Chile

Durante el primer trimestre, la empresa chilena recibió la aprobación de la comunidad indígena aymara para el programa de exploración planificado en su propiedad Salar de Coipasa en la región de Tarapacá, pero debido a restricciones de acceso y problemas de derechos aborígenes, el acuerdo tuvo que ir al tribunal de minería local.

En un comunicado de prensa, la compañía dijo que el proceso cuenta con el apoyo de la corte y la comunidad, por lo que espera que los derechos de servidumbre se finalicen pronto para comenzar los preparativos previos a la perforación para evaluar hasta un área central de 40km2.

Las muestras de superficie reportaron hasta 1,410mg / l de litio, comparable con la producción de SQM y Albemarle en el Salar de Atacama, según el comunicado.

El Grupo Xinjiang de China invirtió recientemente US $ 1,3mn en un acuerdo de empresa conjunta para el lado boliviano del salario.

En Turi, en la región de Antofagasta, Lithium Chile está esperando la respuesta final del servicio de evaluación ambiental SEIA para proceder con un programa de perforación de tres pozos para evaluar un área de hasta 30km2. La aprobación de la comunidad para el trabajo se recibió a principios de este año.

Actualmente, la compañía tiene una cartera de propiedades de litio de 166.950ha que cubre 14 salares chilenos.

El consultor Mauricio Díaz dijo que los proyectos mineros pueden tomar al menos nueve meses para obtener la aprobación de SEIA. «Si va a la corte local, el tiempo de aprobación puede ser de un año y si va a la corte suprema puede tomar dos años», dijo Díaz.

El gobierno chileno propuso reformas a la SEIA hace tres meses para reducir la burocracia y garantizar la seguridad jurídica de los inversores extranjeros. Entre otras cosas, la reforma eliminaría el proceso de consulta previa, pero los abogados y consultores ambientales dicen que el cambio en realidad aumentaría la burocracia y extendería los tiempos de aprobación porque más procesos de permisos terminarían en los tribunales.

Los datos del SEIA muestran que 83 proyectos mineros con una inversión de US $ 7.500mn iniciaron el proceso de aprobación este año, pero solo cuatro de ellos fueron aprobados, mientras que uno fue rechazado, 37 están en proceso de calificación, 23 no fueron admitidos y 18 fueron abandonados.