Los tres chilenos condenados a 13 años de cárcel por robos en Londres

Los tres chilenos condenados a 13 años de cárcel por robos en Londres. Nicolas Oviedo, de 26 años, Alexis Oviedo, de 25 años, y Joel Ureta, de 42, eran miembros de una pandilla del crimen organizado que llegó al Reino Unido en enero con el único objetivo de cometer robos en casas de alto valor.

Chilenos condenados Londres

Los tres chilenos establecieron base en un hotel en Manchester y contrataron un automóvil para ayudarlos a cometer sus delitos. Entre el sábado 4 de enero y el miércoles 15 de enero, el trío cometió numerosos robos en zonas acomodadas de Cheshire.

Nicolas Oviedo terminó preso cuando un hombre que caminaba por Legh Road, Knutsford, escuchó una alarma en una dirección cercana. Se acercó a la casa y vio a dos hombres, que actuaban de manera sospechosa, subiendo al auto que el trío había contratado, un Mercedes-Benz C-Class oscuro, que estaba estacionado cerca de la entrada.

El hombre tomó nota del número de registro e informó de sus preocupaciones a la policía de Cheshire. Los oficiales asistieron rápidamente a la escena y confirmaron que hubo un robo en la dirección. Posteriormente se colocó un marcador policial en el vehículo. Posteriormente, los agentes detuvieron el automóvil en Greater Manchester y los tres ocupantes fueron arrestados y trasladados a Cheshire.

Los detectives iniciaron una investigación y descubrieron evidencia que vinculaban a los hombres con al menos siete robos, cometidos en las áreas de Knutsford, Alderley Edge, Wilmslow y Prestbury. El trío, sin dirección fija, se declaró culpable de siete cargos de robo.

Todos fueron sentenciados en Chester Crown Court el miércoles 1 de julio. Fueron encarcelados por un total combinado de 13 años y cuatro meses. Nicolás Oviedo recibió una condena de cuatro años de prisión.

El inspector detective Adam Alexander, quien dirigió la investigación, dijo: “Nicholas Oviedo, Alexis Oviedo y Joel Ureta son todos miembros de una sofisticada pandilla de crimen organizado que viaja por el mundo con la intención de cometer un crimen. Los robos fueron cuidadosamente planificados y el trío se enfocó específicamente en hogares de alto valor con el objetivo de robar artículos valiosos, incluidas joyas, antes de huir del país y con la esperanza de evadir la justicia. En solo 11 días, la pandilla llevó a cabo al menos siete robos y robó bienes por valor de más de 118 mil libras.

Los tres hombres serán deportados a Chile, una vez que hayan cumplido sus condenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.