México, el país se alista para preparar altares de Día de Muertos

mexicanos muertos

México, el país se alista para preparar altares de Día de Muertos. El país se alista para producir los tradicionales altares de Día de Muertos en México, pese a los mayores costos.

mexicanos muertos

México Día de Muertos altares

México prepara sus tradicionales altares de Día de Muertos para la celebración del 1 y 2 de noviembre, pese a que la inflación es la más alta en dos décadas y ha elevado el costo de sus preparativos en casi un 18 por ciento.

En promedio, cada mexicano gastará 1.600 pesos (unos 80 dólares) en la instalación de sus altares a sus antepasados ​​fallecidos, un 17,6 por ciento más que lo gastado en 2021, según un estudio realizado por el sitio web financiero HelloSafe.

Los altares de cada hogar mexicano están decorados con caléndulas, confeti y otros papeles de colores, calaveritas de azúcar, el llamado “pan de muerto”, el “mole” o salsa espesa de chile y los platillos favoritos de los familiares fallecidos que se conmemoran.

Los diversos adornos y decoraciones generalmente ocupan alrededor del 40 por ciento del presupuesto de los proyectos, pero también está la compra de alimentos y bebidas, cuyo costo aumentó un 45 por ciento durante el año pasado, según el estudio HelloSafe.

Mercado Jamaica

Los empresarios consultados en el icónico Mercado Jamaica de Ciudad de México coincidieron en que los precios han subido un poco, aunque dijeron que están tratando de “no subir demasiado los precios”.

Uno de ellos, Aarón Díaz, vende calaveras de resina o plástico, personajes conocidos como “catrinas” y otras figuras de más de un metro (39 pulgadas) de altura, así como figuras que representan al prehispánico “xoloitzcuintle”, un perro que ayuda los muertos cruzan al Más Allá, según la tradición ancestral.

Díaz dijo que los mexicanos también compran incienso y mirra para purificar sus hogares y guiar a los espíritus de los muertos a los altares.

“Si el precio (de los artículos) ha subido un poco, no les voy a mentir, la calidad igual es muy buena y no deben quejarse porque al final (estos artículos) quedan accesibles”, Ángel Vargas, quien regenta el quiosco “Las Gueras”, dijo.

Vargas dijo que sus clientes compran confeti y papeles de colores, además de velas, pero con el alza de precios solo están comprando lo estrictamente necesario, ya que muchas personas han guardado los adornos de sus altares y otros adornos del año pasado.

Sin embargo, la inflación se situó en un 8.7 por ciento anualizado en septiembre, uno de los niveles más altos en México en las últimas dos décadas.

Carlos Giovani, de la florería “Lupita”, dijo que algo que todos necesitan para sus altares de Día de Muertos son las caléndulas, pero su precio ha subido entre cinco y 10 pesos ($0,25-0,50) con respecto al año pasado.

Xochimilco

El dueño de la florería dijo que sus proveedores están en Xochimilco, en el sur de la Ciudad de México, y este año estimó que más de cinco millones de las flores de color naranja brillante estarían disponibles.

Otro elemento importante es el “pan de muerto”, que, según HelloSafe, ha subido de precio un 18,52 por ciento a unos 16 pesos (0,80 dólares) por pieza.

En algunas tiendas, el pan también se ofrece cubierto con azúcar, jarabe de chocolate, mermelada, queso y otros artículos, y esos pasteles más elaborados generalmente cuestan 40 pesos ($2) cada uno.

Los altares de Día de Muertos han surgido como una combinación de los rituales religiosos católicos traídos a México por los conquistadores españoles y las tradiciones indígenas celebradas desde la época prehispánica.

Las culturas prehispánicas introdujeron su veneración cultural a los muertos en el calendario cristiano para celebrar el fin del ciclo agrícola del cultivo del maíz, el principal producto alimenticio de México.

La celebración del Día de Muertos se lleva a cabo los días 1 y 2 de noviembre, correspondiendo el primer día al Día de Todos los Santos para los niños fallecidos y reservando el segundo día para conmemorar a los adultos cristianos “fieles” muertos.

Para muchos mexicanos, estas tradiciones son especiales y deben mantenerse, independientemente de los aumentos de precios.

“Esto es algo muy bonito de nuestro país”, dijo Elena Pérez, mientras paseaba por el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *