México, narco El 80 se declara culpable en corte norteamericana

México, narco El 80 se declara culpable en corte norteamericana. Naco de México El 80 se declara culpable en corte de EE.UU dando otra visión del cartel de Juárez, al que Carlos Arturo Quintana reportaba.

México narco El 80

Un hombre que alguna vez tuvo fama de ser un narco regionales más notorios del cartel de la droga de Juárez de Mexico, El 80, se declaró culpable en el tribunal de distrito estadounidense en Albuquerque.

Carlos Arturo Quintana, conocido como «El 80», enfrenta entre cinco y 40 años de prisión federal por su papel en el tráfico de marihuana hace más de una década como miembro del cártel de Juárez, dijo la Fiscalía Federal en Nuevo México.

Quintana, de 41 años, quien era jefe de policía y jefe de la plaza del cártel de Namiquipa, Chihuahua, se declaró culpable el 17 de enero como parte de un acuerdo de culpabilidad. Sigue encarcelado y será sentenciado el 18 de marzo, según documentos judiciales.

El reputado jefe del cartel de la droga de Juárez, Carlos Arturo Quintana, alias «El 80», se declaró culpable de un cargo de conspiración de marihuana en el tribunal de distrito estadounidense en Albuquerque, Nuevo México.

El caso de la marihuana se remonta a 2011, durante un período en el que Juárez se vio inundada de sangre durante la guerra entre los cárteles de Juárez y Sinaloa. Un gran jurado federal acusó formalmente a Quintana y a 10 coacusados en una tercera acusación formal reemplazante en 2015.

Narcos en guerra

En los años posteriores a la guerra de los cárteles, Quintana, también conocido como «Ochenta» (80 en español), supuestamente ganó poder, convirtiéndose en líder de la organización criminal La Línea y de una facción conocida como el Cártel de la Droga Nuevo Juárez.

El caso de 2011 estuvo vinculado a la Operación Virus Maker y la Operación Landslide, investigaciones dirigidas por el FBI en colaboración con la policía federal mexicana dirigidas a la jerarquía del cartel de Juárez, también conocida como la Organización Vicente Carrillo Fuentes (VCFO), según documentos federales.

La operación internacional incluyó la interceptación por parte del FBI de comunicaciones de radio de los cárteles, escuchas de teléfonos celulares en México e informantes confidenciales y agentes encubiertos en ambos lados de la frontera, según documentos judiciales.

FBI

Un documento del FBI afirmaba que los informantes habían proporcionado más de 165 números de teléfono vinculados a cárteles, y se encontraron otros 76 números estadounidenses en contacto con números de cárteles.

Se creía que el cártel de Juárez, en su apogeo en la década de 1990, controlaba la mitad de todas las rutas de narcotráfico en México y contrabandeaba toneladas de cocaína, marihuana y otras drogas anualmente a Estados Unidos.

Una declaración jurada del FBI en apoyo de la extradición de Quintana desde México y otros documentos detallan cómo el caso se basó en un negocio de marihuana a gran escala que finalmente resultó en un tiroteo mortal en una redada antidrogas en Juárez.

En marzo de 2011, un informante confidencial que trabajaba para el FBI hizo una oferta para comprar más de 600 kilos de marihuana al cartel por 50.000 dólares. La marihuana iba a ser contrabandeada a través de la frontera hacia Nuevo México, con destino final a Albuquerque, según la declaración jurada.

El 19 de marzo, el comprador se reunió con varios presuntos miembros del cártel en el pequeño pueblo de Gómez Farías, en la zona rural del oeste de Chihuahua. Quintana llegó en una patrulla policial vistiendo uniforme policial completo y acompañado por tres agentes uniformados, según la declaración jurada.

En ese momento, se sabía que Quintana era el jefe de plaza (administrador territorial) del cartel en Namiquipa, así como el jefe de policía de la ciudad, según la declaración jurada. Namiquipa está al noroeste de la ciudad de Chihuahua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *