Minería contemporánea, desigualdad de género declarada

1 min read

Minería contemporánea, desigualdad de género declarada. En las empresas mineras y las comunidades afectadas por la minería, las mujeres suelen estar en desventaja en comparación con sus homólogos masculinos. ¿Están
las empresas adoptando las medidas adecuadas para estos temas?

Minería desigualdad de género

Los resultados generales de las empresas en materia de género son bastante deficientes, con iniciativas muy limitadas para abordar la cuestión de género en las comunidades afectadas por la minería y dentro de sus órganos de gobernanza, la dirección y la fuerza laboral.

Al hablar de los resultados del informe RMI Report 2020, el profesor Surya Deva, miembro del Grupo de Trabajo sobre Empresas y Derechos Humanos, declaró: “Los hallazgos relativos al género del RMI Report 2020 muestran que las empresas mineras líderes no están respondiendo adecuadamente a los efectos diferenciados y desproporcionados que la minería ocasiona en las mujeres y niñas.”

El informe RMI Report 2020 revela que la mayoría de las empresas puede mostrar al menos algunas iniciativas a la hora de supervisar e informar del porcentaje de mujeres a nivel del Consejo de Administración y la alta dirección. Sin embargo, existen menos datos de empresas que abordan un tema fundamental y mucho más importante para las trabajadoras mineras: el suministro de equipos de protección personal (EPI) adecuados para cada género – un tema que ha captado mayor atención del público durante la crisis de la Covid19.

Empresas no evalúan impacto en mujeres

Un requisito esencial de un planteamiento bien fundado que fomente la igualdad de género en las comunidades afectadas por la minería es conocer cuál es la situación imperante, incluyendo las repercusiones actuales de las operaciones de la empresa en las mujeres.

Aún así, los resultados del RMI Report 2020 son muy deficientes en esta cuestión: casi no existen ejemplos de empresas con sistemas que evalúen regularmente los impactos de sus operaciones en las mujeres.

Las empresas pueden empezar preguntando a las mujeres, en las comunidades afectadas y en todos los niveles sus plantillas, sobre cuestiones relativas a la igualdad de género en la actividad minera que les afectan y las medidas que querrían ver adoptadas para abordar sus preocupaciones.

En definitiva, las empresas solo podrán garantizar que sus iniciativas de género transformen efectivamente las relaciones de género si logran que las mujeres participen como codiseñadoras, coimplementadoras y coevaluadoras de las políticas y programas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GANAS DE MENDOZA
HOTELGUARANI
HOTELGUARANI