Murakami como DJ, el escritor «pincha» Stan Getz

Murakami como DJ, el escritor «pincha» Stan Getz. En la apertura de la Casa Internacional de Literatura de Waseda, conocida como la Biblioteca Haruki Murakami, el escritor hizo de DJ con obras de Stan Getz.

Murakami escritor Stan Getz

Murakami reprodujo discos de su propia extensa colección durante una sesión celebrada el 13 de noviembre en la Casa Internacional de Literatura Waseda, en Tokio.

El evento fue el cuarto de una serie de sesiones titulada «¡Autores vivos!», con motivo de la inauguración de la institución, también conocida como la Biblioteca Haruki Murakami, que se encuentra en el campus principal de la Universidad de Waseda.

“Escucho música de diferentes géneros, pero me encantaría empezar por el jazz”, dijo Murakami, al abrir la sesión, que dedicó a una revisión de la vida del difunto saxofonista estadounidense.

El escritor recitó ocasionalmente de la versión japonesa de «Stan Getz: A Life in Jazz», una biografía de Donald L. Maggin, que fue traducida por Murakami y está disponible en Shinchosha Publishing Co.

Getz nació en 1927. Aunque su familia era pobre, obtuvo un saxofón de segunda mano y comenzó a tocar profesionalmente a los 15 años.

Talentos

“Tenía varios talentos especiales”, dijo Murakami. “Por un lado, era capaz de tocar instrumentos de lengüeta de todo tipo. Por otro lado, pudo tocar música a la vista una vez que miró la partitura. No importa en qué banda estaba, demostró ser valioso».

La primera pieza que tocó Murakami fue «Early Autumn», de 1948, cuando Getz, de 21 años, tocaba en la banda de Woody Herman. Murakami continuó presentando más piezas mientras explicaba sus antecedentes en el contexto más amplio de la historia del jazz, con riffs ocasionales sobre sus propios recuerdos personales.

«Escuché mucho esto cuando estaba en la escuela secundaria, lo que realmente me hizo entrar en Getz», dijo Murakami sobre «A Summer Afternoon» de «Focus», un álbum de 1961.

“La bossa nova de Getz es un mundo aparte del de los demás”, dijo el escritor mientras ponía “Corcovado” de “Getz / Gilberto”, el famoso disco de 1964 con Joao Gilberto. «La forma en que su lirismo se lleva bien con la música brasileña es algo que difícilmente podrías encontrar en ningún otro lugar».

A la sombra de su espectacular y extensa carrera musical, Getz siguió sufriendo de alcoholismo y adicción a las drogas durante toda su vida.

“La música es como una forma de vida independiente en sí misma”, dijo Murakami. «Sigue evolucionando incluso si vive en un anfitrión tan desordenado».

Vinilo

El último vinilo que se puso fue «First Song» de una actuación en directo de 1991, en la que Getz entretuvo al público con tonos opulentos a pesar de estar afectado por el cáncer. Tres meses después, murió a los 64 años.

Murakami concluyó el evento leyendo en voz alta el epílogo de la biografía que tradujo.

«La esencia de la música de Getz consiste en su lirismo», dice un pasaje. “Es un espíritu lírico y profundo que va más allá del sentimentalismo. Aún así, eso solo representa una cara de la moneda. Un demonio despiadado acecha silenciosa e inevitablemente en la parte trasera de ese hermoso espíritu «.

Y continúa: “Luz y oscuridad, lo brillante y lo sombrío, nunca puedes elegir uno de ellos por tu propia voluntad. No depende de usted, sino de ellos, elegir. Y la verdadera belleza es algo que inevitablemente abraza un origen tan peligroso en su raíz «.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico