Nicaragua, dictadura de Ortega confisca sede diplomática de Taiwán

Nicaragua, dictadura de Ortega confisca sede diplomática de Taiwán. La dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua confiscó sede diplomática de Taiwán, lo que fue repudiado enérgicamente desde la cancilleria oriental.

Nicaragua dictadura Taiwán

Comunicado oficial emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán protestó por la medida de la dictadura de Nicargua.

“La República de Taiwán es un estado democrático independiente y soberano y no está afiliada a la República Popular de China. De conformidad con el derecho internacional pertinente y el artículo 45 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, luego de la terminación de las relaciones diplomáticas entre Taiwán y Nicaragua el 10 de diciembre de 2021, el gobierno de Nicaragua está obligado a proteger las instalaciones de la Embajada de la República en Nicaragu, así como sus propiedades y archivos”.

La confiscación de la embajada de la isla en Managua se produce días después que el régimen de Ortega decidiera cortar las relaciones diplomáticas con Taiwán y restablecer las relaciones con China. Antes de salir del país, el gobierno de Taiwán donó a la Arquidiócesis de Managua, el edificio en el que opera su embajada, ubicado en Plan de Altamira, un distrito de alto valor agregado en Managua, según lo confirmó el Vicario General de la Diócesis, Monseñor Carlos Avilés.

De la misma forma, el gobierno de Taiwán expresa su enérgica condena a las “graves acciones ilegales del régimen de Ortega” por darle dos semanas para retirar la embajada de Taiwán en Managua y también por obstruir la donación de sus bienes a la Iglesia Católica en Nicaragua.

Acciones ilegales

“El gobierno de Taiwán condena además la obstrucción arbitraria por parte del Gobierno de Nicaragua de la venta de su propiedad a la Iglesia Católica de Nicaragua y su declaración de ocupación el 27 de diciembre», expresa el Ministerio de Relaciones Exteriores en su comunicado.

Taiwán explicó en su comunicado que después de la terminación unilateral de las relaciones diplomáticas, el régimen de Ortega «violó las prácticas internacionales al exigir la expulsión de todos los diplomáticos y personal taiwanés de Nicaragua antes del 23 de diciembre».

Agrega que ante las difíciles circunstancias y las severas limitaciones de tiempo, la Embajada de la República de Taiwán, que es la responsable de gestionar las propiedades del gobierno de Taiwán en el extranjero, “vendió simbólicamente sus oficinas a la Arquidiócesis Católica Romana de Managua con el propósito de servir al interés público».

Se firmó el acuerdo de trato por ambas partes y fue documentado por abogados locales el 22 de diciembre, momento en el cual la Iglesia Católica se comprometió a mantener y utilizar adecuadamente las instalaciones de la antigua embajada.

Una vez más, Taiwán señala que frente a la represión conjunta contra su gobierno democrático y la Iglesia Católica, el Ministerio de Relaciones Exteriores sostiene que Taiwán nunca ha sido parte de la República Popular China y que el régimen del Partido Comunista Chino no tiene ningún derecho a interferir en los asuntos exteriores de Taiwán o heredar propiedades estatales de Taiwán.

De igual forma, el Departamento de Estado insta a la comunidad internacional a “condenar conjuntamente tales actos maliciosos de los gobiernos de Nicaragua y China y pedir a todos los sectores que ayuden a la Iglesia Católica en Nicaragua a luchar por sus derechos para que la propiedad de la antigua embajada puede ser registrado y transferido a la Iglesia Católica en Nicaragua”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *