Nicaragua, el nuevo viejo problema de los dictadores

Nicaragua, el nuevo viejo problema de los dictadores. Ante el aire de los dictadores de Ortega en Nicaragua, el Consejo Permanente de la OEA se reune para analizar la situación y tal vez aprobar resolución.

Nicaragua dictadores

En el protocolo de la jornada, auspiciado por Estados Unidos, se discutirá un proyecto de resolución titulado «La situación en Nicaragua», que, entre otras cosas, expresa preocupación por la negativa del gobierno sandinista a aprobar un paquete de «reformas electorales».

Al respecto, un tuit reciente del diputado oficialista Wilfredo Navarro revela lo que se busca. “El espurio Almagro ha convocado una reunión de la OEA para Nicaragua. Es ciego, sordo y mudo sobre lo que está pasando en Colombia y El Salvador. Y no lo hizo cuando propició un golpe de Estado en Bolivia o en los casos de Correa en Ecuador, Lula en Brasil o Kirchner en Argentina. Allí no tenía prisa ”, insinuó.

El texto propuesto también prevé «condenar inequívocamente las detenciones arbitrarias, el hostigamiento y las restricciones impuestas a posibles candidatos presidenciales, partidos políticos y medios de comunicación independientes, y pedir la liberación inmediata de los posibles candidatos y de todos los presos políticos».

El gobierno de Nicaragua defendió el lunes los arrestos de 13 figuras de la oposición, incluidos cuatro aspirantes a la presidencia, alegando que son «usurpadores» financiados por Estados Unidos para derrocar al presidente Daniel Ortega.

Cinco figuras de la oposición más fueron detenidas el domingo, incluidas cuatro del partido de oposición Unamos.

El gobierno dijo que habían sido detenidos acusados ​​de «incitar a la intervención extranjera» por parte de Estados Unidos.

Unamos, antes conocido como Movimiento Renovador Sandinista (MRS), está compuesto en gran parte por disidentes que se escindieron del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Ortega porque no estaban de acuerdo con su liderazgo.

Las figuras de la oposición recibieron «millones de dólares en efectivo del público estadounidense a través de USAID», dijo el gobierno en un documento.

Nicaragua ha sido criticada internacionalmente por los arrestos, que comenzaron el 2 de junio cuando Cristiana Chamorro, la hija de la ex presidenta Violeta Barrios de Chamorro, fue detenida bajo arresto domiciliario.

Chamorro es uno de los cuatro aspirantes a presidente detenidos.

Campaña de terror

El domingo, Julie Chung, la máxima diplomática estadounidense para América Latina, calificó los arrestos de «arbitrarios» y denunció la «campaña de terror» de Ortega en un tuit.

«Los miembros de la OEA (Organización de Estados Americanos) deben enviar una señal clara esta semana: suficiente represión. La región no puede quedarse quieta y esperar a ver quién sigue», agregó.

El gobierno y el círculo íntimo de Ortega han estado sujetos a sanciones estadounidenses desde que una represión contra las manifestaciones que exigían su renuncia en 2018 cobró al menos 328 vidas, según grupos de derechos humanos.

Ortega gobernó Nicaragua de 1979 a 1990, regresó al poder en 2007 y ha ganado dos reelecciones sucesivas desde entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico