img#wpstats{display:none}

Nicolás Zepeda, comienza juicio a chileno en Francia por asesinato

Nicolás Zepeda, comienza juicio a chileno en Francia por asesinato. El chileno Nicolás Zepeda irá hoy a juicio en Francia acusado del asesinato de su exnovia japonesa, Narumi Kurosaki, quien desapareció en 2016.

Nicolás Zepeda juicio

El juicio de Nicolás Zepeda, quien niega haber matado a Kurosaki, sigue adelante luego de que fuera extraditado de Chile hacia Francia en 2020.

Kurosaki, una brillante estudiante becada que entonces tenía 21 años, llegó a la ciudad de Besançon, en el este de Francia, en el verano de 2016 para aprender el idioma. Desapareció el 4 de diciembre.

Su exnovio Zepeda, con quien había roto un año antes, fue la última persona que la vio con vida.

Los fiscales alegan que Zepeda no pudo lidiar con la ruptura y fue a Besancon para matar a Kurosaki en su dormitorio de estudiantes antes de arrojar el cuerpo en los bosques de la escarpada región de Jura.

Pero hasta el momento no se ha encontrado ningún rastro del cuerpo de Kurosaki.

“Sus padres saben después de cinco años que su hija no pudo haber desaparecido o suicidarse… no tienen ninguna duda de que el señor Zepeda la mató”, dijo la abogada de la familia, Sylvie Galley.

La madre y la hermana menor de Kurosaki viajarán desde Tokio para asistir al juicio.

Aislamiento

Ahora de 31 años, Zepeda ha estado bajo custodia en Besancon desde su extradición de Chile, que los jueces franceses tuvieron que luchar duro para asegurar.

Niega cualquier vínculo con la desaparición de Kurosaki, a quien conoció en la universidad japonesa de Tsukuba en 2014.

Ha estado recluido en régimen de aislamiento debido al alto perfil del caso.

La abogada de Zepeda, Jacqueline Laffont, dijo que su cliente estaba “casi aliviado de finalmente poder explicarse, de ser escuchado, viene decidido”, explicó.

El chileno ha admitido haber pasado la noche con Kurosaki en diciembre, con quien asegura se topó por casualidad mientras viajaba por Francia.

Pero varios testigos informaron haber escuchado “gritos de terror” y golpes “como si alguien estuviera golpeando”, aunque ninguno llamó a la policía en ese momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

© Copyright News of the World