Pandemia en Sudamérica, los más jóvenes pagarán la crisis

1 min read

Pandemia en Sudamérica, los más jóvenes pagarán la crisis. Jóvenes de 15 a 24 años sufren más los golpes económicos de la pandemia, pero no renuncian a la noción de un futuro mejor en Sudamérica sobre el cambio climático, las desigualdades sociales y el movimiento feminista.

Sudamérica pandemia

Los números más grandes están en Brasil y México, los dos países más poblados de la región. En ambos casos, los gobiernos le restaron importancia a la magnitud de la amenaza y ahora están desesperados tratando de ponerse al día.

Las cuentas oficiales de infecciones y muertes vinculadas al coronavirus probablemente sean más bajas que las cifras reales.

Las iniciativas para la aplicación masiva de pruebas han tenido problemas para arrancar, mientras que los escépticos de la cuarentena que sugieren que la inmunidad de grupo podría ser la solución, no tienen casi ninguna evidencia para justificar su optimismo.

Los expertos temen que como consecuencia de las cuarentenas por la pandemia y el hundimiento de las economías, decenas de millones en la región sean sumergidos en mayor pobreza, borrando múltiples décadas de progreso social conseguido en varios países.

Eso además podría generar un efecto dominó político una vez que pase la pandemia y el descontento popular se reavive.

“Los optimistas piensan que la lección primordial del COVID-19 es que los gobiernos democráticos, armados con la ciencia y la transparencia, están haciendo un mejor trabajo que los populistas, y los votantes los recompensarán por eso”, señaló The Economist, refiriéndose a la enfermedad causada por el coronavirus.

“Eso podría ser cierto en las partes más ricas del mundo. En América Latina lo que tiene mayor probabilidad de ser tendencia es oponerse al gobierno actual, sea populista o democrático”.

El abismo entre ricos y pobres era obstinadamente amplio en comparación con gran parte del mundo. En la década de 1990, el 10 por ciento más rico de América Latina y el Caribe ganaba aproximadamente 50 veces más que el 10 por ciento más pobre, según Matías Busso, economista del Banco Interamericano de Desarrollo.

Para cuando llegó la pandemia, las personas con mayores ingresos hicieron un promedio de 22 veces más que los más pobres. Entonces, aunque la desigualdad se aferró a la región, había caído a un mínimo histórico, dijo.

Ahora, la pandemia podría hacer retroceder la pobreza y la desigualdad a lo que eran a principios del siglo XXI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lujandecuyo
Brazil
Caribe Mexico
GANAS DE MENDOZA
HOTELGUARANI
HOTELGUARANI