Patricio Donoso analiza la reforma tributaria en Chile

Patricio Donoso analiza la reforma tributaria en Chile. Se trata de una visión constructiva acerca de la tan mentada reforma tributaria que precisa el país.

Patricio Donoso Chile

Casi un año después de llevar el proyecto de ley, el gobierno chileno presentó nuevas modificaciones a su propuesta de reforma tributaria en virtud de un acuerdo con los legisladores para ayudar a impulsar desde el Congreso.

Además de buscar la simplificación del sistema para fomentar la inversión, la reforma ahora incluirá un nuevo impuesto a los proyectos de más de 10 millones de dólares en las regiones del país.

El presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Patricio Donoso, se refiere a las modificaciones y la reforma en general.

– ¿En qué medida se beneficiaría o perjudicaría el sector de la construcción con la reforma tributaria?

– En primer lugar, las empresas de construcción están en la misma posición que otros sectores comerciales en el país.

Actualmente tenemos un complejo sistema de impuestos que es difícil de implementar y no sigue los mismos criterios de Arica a Punta Arenas [de norte a sur, es decir, todo el país]. Por lo tanto, todo lo que se va a simplificar, es decir, involucrar un sistema de inversión favorable y de ahorro, con mayor seguridad jurídica, es bienvenido.

Con el sistema actual, ahora nos preocupa más cumplir con los requisitos administrativos que tener una operación eficiente que genere valor. Ese no es un buen indicador.

Específicamente en el sector de la construcción, hay una regla relacionada con la vivienda que la propuesta de reforma del gobierno cambiará para aumentar el rango de exenciones fiscales para los costos de construcción. Hemos estado trabajando con otros jugadores con ese espíritu, pero creemos que puede complementarse con otras medidas que lo hagan más sólido.

– La semana pasada, en una conferencia organizada por el CChC, el ex director de planificación de Nueva York dijo que la ciudad enfrenta su déficit de vivienda al exigir que todos los proyecto tengan un número mínimo de viviendas accesibles. ¿Se ha propuesto una medida similar en Chile?

– Hay un proyecto del gobierno chileno que ofrece incentivos siempre y cuando uno presente proyectos de integración. Vale la pena discutirlo. Sin duda, tener ciudades más integradas es un objetivo que debería unirnos a todos.

– Hace unos meses, las empresas de construcción en Chile protestaron por los pagos impagos del Ministerio de Obras Públicas y por haber perdido espacio en el sector de infraestructura pública en comparación con las empresas extranjeras. ¿Cree que las medidas de reforma fiscal para alentar la inversión extranjera perjudicarán a las empresas locales?

– El objetivo aquí es nivelar el campo de juego desde un punto de vista fiscal. La cuestión de los pagos impagos se encuentra en una esfera diferente, que tiene que ver con las condiciones contractuales que se aplican a un contratista local frente a un contratista extranjero. En primer lugar, partimos de la base de que respetamos y nos adherimos a la libre competencia, y que todos los actores que pueden contribuir son bienvenidos, ya sean locales o extranjeros, pero en un entorno justo, y claramente los contratistas locales enfrentan una realidad diferente a la de los extranjeros. . Por lo tanto, debemos asegurarnos de que las condiciones sean las mismas.

– Una de las medidas de reforma es un impuesto del 1% sobre proyectos de más de US $ 10mn en las regiones [es decir, no Santiago o la región metropolitana] que tienen sus permisos aprobados. Sin embargo, ha habido proyectos cuyos permisos han sido retrasados ​​o luego revocados por otros órganos. ¿Cómo crees que el mecanismo puede funcionar en ese escenario?

– El espíritu de esa medida es precisamente que es un incentivo para que la aprobación regulatoria sea más rápida, es decir, las tres áreas que se beneficiarán de esta medida: los municipios, las regiones y el nuevo fondo de desarrollo regional, ayudan a asegurar que El proceso progresa adecuadamente.

Por eso se establecieron dos condiciones: primero, que el proyecto tiene todos los permisos aprobados y que el proyecto también comienza a generar ingresos. Eso, de una forma u otra, hace que todo se alinee en torno al objetivo de los proyectos que se implementan.

Caribe Mexico