Patricio Guzmán, «Chile es un país olvidadizo”

Patricio Guzmán, «Chile es un país olvidadizo”. El documentalista Patricio Guzmán representó a Chile en los Premios Goya  y ganó con La cordillera de los sueños la mejor película iberoamericana.

Patricio Guzmán Chile

Durante décadas, el director Patricio Guzmán lamentó que en Chile ni su obra fuera reconocida ni sus producciones se mostraran como en Europa, donde se instaló tras el golpe de Estado de 1973.

“El telón del olvido es muy fuerte porque, detrás de él, está el terror: no te acuerdes, porque te va a sacar un palo de la policía”, dice este hombre que considera que un trabajo cinematográfico en profundidad debe filmar poesía, duda, entusiasmo, desencanto y sufrimiento.

“Chile, como casi toda América Latina, es un país olvidadizo, donde la historia no existe. Hay dos o tres fechas que se conmemoran y el resto, cero ”, dice Guzmán.

La cordillera de los sueños sería la primera vez que el trofeo de esta categoría en los Premios Goya premiaría la labor de un documentalista, un género fuerte en Latinoamérica.

Autor de cintas de no ficción indispensables, sus compatriotas han mirado hacia atrás a su prolífica obra, en medio de un proceso de profundos cambios políticos y sociales.

En una semana, Chile celebrará las elecciones presidenciales y parlamentarias, en paralelo a un proceso constituyente que Guzmán aplaude: “Es muy lindo que detrás de la fuerza del estallido social se llegue a la palabra”, dijo, tras filmar durante semanas a los convencionales, lo que le permitió entrar a grabar de cerca la asamblea constituyente.

Memoria

“Mis 15 largometrajes giran en torno a la memoria histórica, lo que viene muy bien para el Chile de hoy donde, sobre todo, los jóvenes quieren conocer”, dice Guzmán, sentado en el luminoso comedor de una antigua casa en Santiago, en el bohemio municipio de Ñuñoa, que pertenece a la familia del cantautor y escritor Ángel Parra, su amigo fallecido en 2017.

A pocos metros, se encuentra la productora de sus obras, Renate Sachse, su esposa, con quien pronto regresará a París.

“El documental es una red que tiras y sacas lo que te interesa. Gracias a este ejercicio es posible darse cuenta del estado de ánimo de un país”, dice Guzmán, con medio siglo de experiencia. En su debut inmortalizó el inicio del gobierno socialista de Salvador Allende, en 1970, tema que lo atormenta.

“No hubiera podido hacer casi nada si no fuera por Chile. Desde la primera película estuve atrapado políticamente y nunca he podido escapar. Por tanto, todo el trabajo que hice después es de la tragedia chilena. Cómo el país fue olvidando y luego recordando poco a poco», explica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico