Perú, izquierda jurásica de Latinoamérica apoya golpe de Estado

Perú, izquierda jurásica de Latinoamérica apoya golpe de Estado. Bloque de izquierda en Latinoamérica cierra filas en Perú apoyando golpe de Estado dado por el ex presidente Pedro Castillo.

Perú izquierda golpe de Estado

Bloque de países de izquierda reunidos en La Habana cerró el miércoles filas en apoyo al derrocado expresidente de Perú, Pedro Castillo, en medio de protestas y cortes de ruta en la nación vecina que han dejado al menos ocho muerto.

«Rechazamos el marco político creado por las fuerzas de derecha contra el presidente constitucional Pedro Castillo», dijeron los 10 países miembros -incluidos Cuba, Bolivia, Venezuela, Nicaragua y las naciones insulares más pequeñas del Caribe- en una declaración más larga sobre eventos internacionales emitida a finales del anochecer.

“Repudiamos la represión de las fuerzas del orden contra el pueblo peruano que defiende un gobierno elegido en las urnas y llamamos al diálogo”, afirman, en tanto el país vive bajo Estado de Emergencia.

Castillo fue depuesto y luego arrestado la semana pasada después de que los legisladores del Congreso controlado por la oposición votaron para destituirlo del poder, poco después de que intentara ilegalmente disolver el Congreso para evitar una tercera votación de juicio político.

La exvicepresidenta de Castillo, Dina Boluarte, asumió el cargo después de su destitución.

La cumbre del ALBA del miércoles marcó el 18º aniversario de su fundación por los expresidentes Fidel Castro de Cuba y Hugo Chávez de Venezuela, ambos fallecidos.

El lunes, los gobiernos de México, Bolivia, Colombia y Argentina pidieron la protección de los derechos humanos y judiciales de Castillo.

El gobierno peruano declaró el estado de emergencia el miércoles, una medida inusual para sofocar las protestas, que permite que las fuerzas armadas ayuden a la policía y restringe ciertas libertades civiles, incluido el derecho de reunión.

Los manifestantes exigen la liberación de Castillo, la renuncia de Boluarte, la disolución del Congreso y nuevas elecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *